7 feb. 2018

EL AMOR, NO ES CONSTITUCIONAL

@BarbaraCabrera

Comienzo esta amorosa Nornilandia con la que parece ser una exquisita ironía de Joan Manuel Serrat y cito:
“Nada tienes que temer, al mal tiempo buena cara, la Constitución te ampara, la justicia te defiende, la policía te guarda, el sindicato te apoya, el sistema te respalda”
Febrero (dicen) es el mes más amoroso del año. El calendario (mercadológico) apunta el 14 como el día de San Valentín, ese en el que se celebra el amor y la amistad, momento en que muchos se desviven con obsequios para sus amados.
Además, las efemérides en México señalan un aniversario más de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (¡ufff, sumamos 101 años de la expedición de dicho texto!)
La instauración de un texto constitucional depende de la coyuntura histórica por la que transita cada país. En el momento que una nación ya posee una Constitución, comienza a ser latente que ésta sea reformada para mantenerla actual a los tiempos y requerimientos socio-políticos. Lo cual los enquistados en el poder gubernamental, parecen no racionalizar y a fuerza de reformas, controlan y no ayudan.
En este sentido, el procedimiento para adecuarla, es a través de un proceso legislativo, el cual puede ser flexible o rígido, dependiendo del sistema jurídico de que se trate. Tratándose del caso mexicano, tenemos que es rígido, así lo estatuye el artículo 135 Constitucional. Aunque en la praxis, baste tener mayoría curulera para lograrlo, lo que digan los Estados, es lo de menos. Es importante mencionar que aunque el numeral referido únicamente da la pauta para reformas parciales, no así para la expedición de un nuevo texto. ¡Resulta sorprendente que el texto fundamental no reconozca otro procedimiento de reforma más que el del Poder Constituyente Permanente, sin referirse a la posibilidad de convocar a un Congreso Constituyente o de iniciar reformas por referéndum! Se olvida la prescripción del artículo 39 constitucional, situación que es conveniente no perder de vista.
Lo sabemos, la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos en vigor, que data de 1917, es producto de múltiples reformas parciales que por cientos se han acumulado a lo largo de 19 sexenios presidenciales, contados a partir de Álvaro Obregón. Siendo Enrique Peña Nieto el más reformista ¡como olvidar la imposición de las reformas estructurales!
¿El resultado?: de sus 136 artículos, solo 27 permanecen intactos.
¿Estamos preparados para un nuevo constituyente? Esa es la pregunta neurálgica. Lo cierto es que el Estado mexicano sí requiere la expedición de un nuevo texto constitucional; suscribir un Nuevo Pacto Social, a la par que se construye una mejor ciudadanía.
El camino está plagado de complejidades, el cual incluye una sociedad poco preparada para ser más exigente y participativa; así como la obstinación del gobierno para asumir con seriedad un cambio sustancial que vaya más allá de reformas estructurales a modo.
Actualmente, la Constitución se ha convertido en el plan sexenal en turno, convirtiéndola en una agenda que deriva en reformas parciales que se circunscriben al Poder Ejecutivo y su administración pública, observando tímidamente los requerimientos de una sociedad cada vez más demandante y ávida de reglas del juego acordes a estos tiempos.
Pero ¿sabemos qué reformar y cómo lo vamos a hacer? pues se advierte que las reformas contemporáneas realizadas, llevan la huella de reformadores muy incompetentes; aunado a  los compromisos políticos que se anteponen al legislar observando la realidad dominante.
¡Lejos, muy lejos estamos del espíritu de la Constitución que nos dio el constituyente de Querétaro de 1917!
Los tópicos a considerar para un nuevo texto constitucional son vastos: se requiere, entre muchos otros, un rediseño de la democracia participativa: referéndum, plebiscito y revocación de mandato; nuevos derechos ciudadanos; los tópicos educativos deben ser replanteados, a la par que somos sabedores que los derechos sociales en la Constitución mexicana han quedado rezagados.
Hoy en día, podemos concluir que el amor, no es constitucional.
Debe perderse el miedo de considerar la posibilidad de conceder a las nuevas generaciones una nueva Constitución, adecuada a la realidad del siglo XXI.
 Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia
Leer más...

24 ene. 2018

PRIORIDADES DEL GOBIERNO FEDERAL

@BarbaraCabrera

“Camina como si tuvieses tres hombres andando tras de ti”
Oscar de la Renta

Esta es una frase ad hoc a la temática que a continuación abordaré. Ya verán porque.
Los malvibrosos e inconformes dirán que estamos ante una gran ofensa a la ciudadanía ¿Cómo es posible que Enrique Peña Nieto y familia gasten del erario tantos millones en ropa? Hmmm ¿No se han puesto a pensar que el líder del Peñismo Abstracto http://bit.ly/2tQpLtb y compañía no pueden, ni deben dejarse ver en harapos? ¿Qué acaso no tiene el sacrosanto derecho de vestir bien para no ser etiquetados como “malafachas” y ser peluseados a nivel nacional e internacional?
Dejando a un lado esta ironía, en el ocaso del sexenio que nació cuestionado y deslegitimado surgen datos que deben contribuir no solo a indignarnos, sino a provocar una apropiada toma de decisiones rumbo al 1 de julio, día en que tendremos la oportunidad de elegir el rumbo de este aún #MéxicoLindoyHerido. Momento en que podremos hacer nuestra la oportunidad de votar para botarlos.
De una lectura a los Presupuestos de Egresos de la Federación desde el inicio del sexenio, hasta el de este año; podemos constatar cuales son las prioridades del Gobierno Federal y determinar porque este país está en el despeñadero, tal como se ha dicho en reiteradas ocasiones.
Por ejemplo, los rubros de préstamos, viáticos, alimentos, ropa y transporte carretero, se ampliaron. ¿Y la austeridad que tanto pregonaban, dónde quedó? Al igual que sus promesas, en grandilocuentes líneas discursivas, que solo creen los desinformados. En dichos Presupuestos se muestra una desafortunada disminución en programas como: igualdad entre hombres y mujeres, de educación indígena, así como el de promoción de la atención y prevención de la violencia contra las mujeres. Mientras que la brecha de desigualdad, violencia y feminicidios, han aumentado.
¿El resultado? a lo largo del sexenio hemos visto disminuido el poder adquisitivo, la inflación y canasta básica están por los cielos, igual que el aumento a la gasolina. ¿Y los sueldos? raquíticos para los ciudadanos y de burla para los políticos que parecen vivir otro México o en un mundo para “lelos”.
Sirva la información como herramienta para la adecuada toma de decisiones el 1 de julio.
No la dejemos solo para el escándalo que aviva el malestar ciudadano que contribuye a ensanchar la brecha del fenómeno de desafección socio-política.
Y así como lo dice la frase inicial de esta Nornilandia del diseñador Oscar de la Renta, la cual adapto a éstas temáticas: los políticos deben caminar como si los ciudadanos fuéramos siguiendo muy de cerca sus actos y omisiones, para actuar en consecuencia y llenarnos de acciones.
Reflexionemos. Actuemos. Un primer paso es que TODOS acudamos a las urnas y votar para botarlos, solo así comenzaremos a provocar un cambio.
Es todo por hoy.
¡Nos leemos la próxima Nornilandia!
Leer más...

10 ene. 2018

LEY DE SEGURIDAD INTERIOR EN AÑO ELECTORAL

“El gobierno tiene miedo de perder el control, por eso crea múltiples leyes e instituciones para mantenerlo”
@BarbaraCabrera

Esta es la primera Nornilandia de 2018. Año plagado de complejidades y decisiones que determinarán el rumbo del mundo, en general; así como de México, en particular.
El año que se nos fue, dejó un obsequio no deseado: la Ley de Seguridad Interior. [Consultable aquí http://bit.ly/2mjc7u4] Con este “regalito” auspiciado por Enrique Peña Nieto y curuleros secuaces [véase en el siguiente enlace la votación de la LSI. Así en el Senado http://bit.ly/2CWfn8V (páginas 25 a 27)  y de esta manera en la Cámara de Diputados http://bit.ly/2mcuW1i] estamos, sin duda, ante la inminente y detestable militarización del país.
2018, año en que el 1 de julio votaremos 3,416 cargos. Ésta es considerada como la elección más grande y compleja de todas. Y como cereza en el pastel de la escasa democracia y creciente impunidad, aderezada por el miedo gubernamental se pretende combatir la violencia y el crimen organizado con la permanencia e irrupción en la calle de las Fuerzas Armadas. Se dice respetarán los derechos humanos ¿les creemos? Digo, por aquello de que para toda ley, existen letras chiquitas e interpretaciones diversas.
Y si eso no fuera suficiente, en 2018 se lanzarán 58.1 millones de bots para inducir el voto e influir en las redes, así lo revela un Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2017, realizado por Estadística Digital. De ahí la importancia de informarnos, estar atentos, contrastar información; para no caer en las garras digitales de estos especímenes.
Ley de Seguridad Interior y elecciones, desde mi perspectiva, formarán parte de una desesperada estrategia de control, para mantener al PRI en Los Pinos. Son para el gobierno y el mantenimiento del status quo, una siniestra mancuerna.
Y aunque el escenario pareciera borroso, hay algo que nosotros, los ciudadanos, podemos hacer: estar informados, contrastar información, generar y promover elementos de conocimiento y análisis al alcance de todos; vincularnos, organizarnos y sobre todo acudir este 1 de julio a votar; porque si TODOS asistimos a ejercer nuestro derecho a elegir, entonces pondremos en aprietos al sistema y el régimen comenzará a tomarnos en serio y créanme no habrá fuerza bruta que nos detenga.
Nota mental: Ya no podemos mandar al diablo a las instituciones y al orden impunemente establecido, de lo contrario nos caerá la Ley de Seguridad Nacional.
Es todo por hoy.
¡Nos leemos la próxima!
Leer más...

20 dic. 2017

POSADAS A LA MEADE

@BarbaraCabrera

[Cántese con singular alegría en el tono pidiendo posada]

-Los vendepatrias
♪♫ En el nombre del meado
os compro su voto
pues no puede ganar
mi candidatito ♪♫

-Los ciudadanos
♪♫ Aquí no hay meadoslibers
sigan adelante,
yo no me vendo
no sean lacras corruptas ♪♫

-Los vendepatrias
♪♫ No sean ciudadanos
tengan su despensa
que el pinche Salinas
se los linchara ♪♫

-Los ciudadanos
♪♫ Ya se pueden ir
a chingar a su madre
porque en las urnas
los vamos a botar ♪♫

-Los vendepatrias
♪♫ Mi amo es peñita
es patrón del meado
y lacayo va a ser
del corrupto sistema ♪♫

-Los ciudadanos
♪♫ ¿Eres tu un bot?
¿Tu pago es un frutsi?
atrás alimañas
no dañen mi país ♪♫

♪♫ Entren sátrapas y curuleros 
reciban cárcel por montón
y regresen lo robado
os lo digo de corazón ♪♫

¡Es todo por hoy!
¡Nos leemos en 2018!
Y recuerden ¡Celebremos éstas fechas! Y en 2018 votemos para botarlos.
Leer más...

11 dic. 2017

MENSAJE DE FIN DE AÑO: ¡Adiós 2017, bienvenido 2018!

Me inquieta que muchos se pregunten ¿qué va a pasar? Mejor preguntémonos ¿qué vamos a hacer? Y actuemos.
@BarbaraCabrera


¡Salud, actitud combativa y proactiva por un año que concluimos!
Se va 2017 para dar paso a una anualidad intensa y decisoria para el rumbo no solo de México, sino de los tiempos que nos ha tocado vivir.
Sean estos días, la oportunidad de hacer un alto en el camino para reflexionar, recargar energías y llenarnos de acciones.
Sirva este mensaje para transmitir mis mejores deseos en esta época de dar y compartir.
¡Gracias a los lectores y escuchas!
Mi agradecimiento a ti que estás presente; a quienes se han atrevido a ser mejores y constituir factor de cambio.
A ustedes que cada día –desde sus palestras- contribuyen a la construcción de un mejor país para dejar un mejor mundo al que encontraron, mi reconocimiento.
¡El mayor de los éxitos personales y ciudadanos!
¡Felices fiestas! ¡Hagamos del conocimiento un fenómeno viral para la toma de decisiones!
Digamos ¡Adiós 2017, bienvenido 2018!
Entre letras, con mi café y a un tweet de distancia me encuentran como @BarbaraCabrera
Leer más...

6 dic. 2017

POLÍTICOS NIVEL TROLL

“Tanto en Twitter, como en la política la máxima es: no alimentes al troll”
@BarbaraCabrera

Aún no arranca 2018 y la efervescencia en el escenario socio-político está en apogeo.
La del próximo año, es una de las elecciones más reñidas. Votaremos 3,416 cargos públicos, entre los que destacan el de Presidente de la República y la renovación total de los integrantes del Congreso de la Unión.
En la escena estarán presentes no solo los postulados por partidos políticos, a ellos se suman los independientes. Todos con un denominador común: son políticos que suspiran, anhelan, sueñan y viven por un “hueso”. Es así que en esta Nornilandia, les hablaré acerca de los políticos nivel troll. Veamos.
Definición de troll. En la jerga de Internet, un trol, describe a una persona que publica mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema en una comunidad en línea, entre las que destacan las redes sociales, dentro de las cuales Twitter goza de protagonismo.
La principal intención de estos especímenes es molestar o provocar una respuesta emocional negativa en los usuarios y lectores, con fines diversos y así alterar la conversación normal en un tema de discusión, logrando que los mismos usuarios se enfaden y enfrenten entre sí. El trol puede crear mensajes con diferente tipo de contenido como groserías, ofensas, mentiras difíciles de detectar, con la intención de confundir y ocasionar sentimientos encontrados en los demás.
Definición de político. Persona que se dedica a la política, interviniendo o aspirando a intervenir en el gobierno de un Estado, comunidad o municipio. Entendiendo por política, aquella actividad orientada en forma ideológica a la toma de decisiones de un grupo para alcanzar ciertos objetivos. También puede definirse como una manera de ejercer el poder con la intención de resolver o minimizar el choque entre los intereses encontrados que se producen dentro de una sociedad.
Entonces ¿Cómo saber si estamos ante un político troll?, reconociendo sus características, a continuación algunas de ellas:
·     Sus discursos son huecos y grandilocuentes, es decir, sufren de inflación discursiva.
·     Sufren de déficit de acciones y resultados.
·      No ven, ni escuchan a la ciudadanía.
·      Solo te ven cuando necesitan tu voto.
·      Aplican políticas públicas, a pesar –y por encima- del pueblo.
·      Aprueban leyes a su modo o al del plan sexenal en turno.
·     Ejercen cualquier tipo de control, para mantener a raya a los activistas y críticos del poder.
·     Mandan poner vallas en los edificios públicos y se hacen acompañar del malpagado y malencarado guarura.
·      Imponen su voluntad.
·     Parecen vivir otra realidad.
·       Dividen para vencer.
De lo que no hay duda es que son una comunidad en aumento y es preciso actuar para detenerlos.
Si ya detectaste a este tipo de políticos te preguntarás ¿Qué hacemos si estemos ante uno de estos especímenes?
Restarles poder.
Dar marcaje personal a sus actividades y omisiones.
Exigir una eficiente rendición de cuentas.
En definitiva, en 2018: Votar para botarlos.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

15 nov. 2017

HONORABLE PORRA DE LA UNIÓN

Cuando un parlamento no influye en la marcha de la sociedad, cuando no prevé el futuro y no traza los caminos para el porvenir, es un parlamento pequeño e infructuoso que en lugar de ayudar al [ciudadano] lo estorba”
Vicente Lombardo Toledano

¡Ehhh puto! No, no estamos situados en un estadio de fútbol. En esta ocasión se escuchó al unísono esta efervescente expresión, a la que le acompañó el típico ¡quiere llorar, quiere llorar, quiere llorar! en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados del viernes 10 de noviembre de 2017 en la que –para no perder el estilo- se aprobó por la madrugada el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018; y no, no la gritaron desde galerías aquellos ciudadanos inconformes con el trabajo parlamentario y la escasa representación de su respectivo diputado. La lamentable locución retumbó en el Salón de Plenos de San Lázaro, coreada por seis legisladoras del PRI, a las que aplica bastante bien el término de curuleras [recuérdese de que va este término en mi Nornilandia “Los curuleros” http://bit.ly/2hpGc8h]
Las aludidas fueron enlistadas por el medio nación321. Para la posteridad y contribuir a la toma de decisiones informada de los ciudadanos, dejo en esta columna sus datos para que no las olviden y piensen si volverían a dar su voto por ellas -sea para una reelección o algún otro cargo público-. Veamos:
·  Arlet Mólgora Glover, representa al distrito federal 2 de Chetumal, Quintana Roo. Cuenta de Twitter @ArletMolgoraG
·      Rocío Díaz Montoya, representa al distrito federal 28 del Estado de México. Cuenta de Twitter @RocioDiazPRI
·    Gloria Imelda Félix Niebla, representa al distrito federal 1 de Sinaloa. Cuenta de Twitter @GloriaHimelda01
·     Cristina Sánchez Coronel, representa al distrito federal 5 del Estado de México. Sin cuenta de Twitter.
·      Jasmine Maria Bugarín Rodríguez, representa al distrito federal 3 de Nayarit. Cuenta de Twitter @JasminBugarin
·    Xitlalic Ceja García, representa el distrito federal 6 de Puebla. Cuenta de Twitter @Xitlalicceja
Al respecto, se ha pronunciado el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación [CONAPRED]. Y cito:
“El sentido con el que se da este grito colectivo en los estadios no es inocuo, refleja la homofobia, el machismo y la misoginia que privan aún en nuestra sociedad. Por eso resulta doblemente gravoso que este grito homofóbico se traslade del estadio al Congreso de la Unión, espacio público por excelencia de un sistema democrático que, por tanto, está llamado a guardar la máxima aspiración incluyente”, dijo la CONAPRED.
Y más allá de la vulgaridad y desafortunado comportamiento de estas mujeres, lo que más agravia no es el grito mismo, sino la escasa percepción de legitimidad y representatividad de quienes ocupan una curul: las iniciativas en la llamada coloquialmente congeladora legislativa, aquellas que no son presentadas por no convenir a ciertos intereses; indigna ver los asuntos que son aprobados pese a la inconformidad de la ciudadanía; así como la lejanía con sus representados; la renuencia a ser evaluados.
Molesta verlos pavonearse tan campantes y creyentes de que rinden cuentas a través de un fastuoso informe de actividades al que son invitados unos cuantos; además, ofende su silencio, cuando debieran pronunciarse en defensa de sus representados, y así podría continuar la lista que podría parecer interminable. Lo cierto es que la Cámara de Diputados, es el espacio desde donde se dota del Estado de Derecho al pueblo y se representan los más altos intereses ciudadanos. La Cámara de Diputados es el cerebro del gobierno. La Cámara de Diputados, es la decisoria del gasto público.
¿De verdad esta Cámara merece albergar a personajes como estos? Elevemos el nivel. Seamos más exigentes con quienes ocupan una curul. 2018 será ocasión para elegir a los que siguen. Hagamos lo que esté en nuestras manos para que deje de ser la Honorable Porra de la Unión, y el Poder Legislativo recupere lo que alguna vez fue: una verdadera casa de representantes que esté a la altura de los tiempos convulsos que nos está tocando vivir; y que desde ahí se dicten las leyes necesarias para rescatar a este aún #MéxicoLindoyHerido.
Les pido no dejar en visto este llamado. Es tiempo de actuar. Llegado el momento  acudamos TODOS a las urnas para votar y botarlos. Demostremos quien tiene el poder.

PD. Después de concluida la redacción de esta columna, el curulero mayor de los priístas, César Camacho salió a decir que sus compañeras de bancada dijeron “bruto”, no “puto”. ¡Ah bueno! gracias por la aclaración, ahora habrá que ungirlos como inmaculados y pedirles perdón, no vaya a ser que al estilo de Enrique Peña Nieto, líder del Peñismo Abstracto http://bit.ly/29ozYkc nos acusen de bullying.
Por hoy es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

1 nov. 2017

LA JODIDEZ PRESIDENCIAL

@BarbaraCabrera

“Cuando era chico me decían que cualquiera podía llegar a presidente de la nación. Estoy empezando a creerlo”
Clarence S. Darrow

Arriba y adelante [Luis Echeverría Álvarez 1970-1976]
La solución somos todos [José López Portillo 1976-1982]
Renovación moral [Miguel de la Madrid Hurtado 1982-1988]
Que hable México [Carlos Salinas de Gortari 1988-1994]
Bienestar para la familia [Ernesto Zedillo Ponce de León 1994-2000]
Y centrándonos en los tres inquilinos más recientes de Los Pinos:
El voto del cambio [Vicente Fox 2000-2006]
Pasión por México | Valor y pasión por México | Para que vivamos mejor | Mano firme | El presidente del empleo [Felipe Calderón 2006-2012]
Mi compromiso es contigo | Te lo firmo y te lo cumplo | Mover a México | Lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho [Enrique Peña Nieto 2012-2018]
Así, una vez sentados en la silla del águila que: o les quedo grande o los espuria, recordemos el  “¿Y yo porqué?”, de Vicente Fox; “¿Qué querían que hiciera?”, de Felipe Calderón y el “¿Qué hubieran hecho ustedes?”, de Enrique Peña Nieto.
Todos, con un denominador común: la jodidez presidencial, emanados de Partidos Políticos, esos que como afirma Enzo Traverso, ya no tienen una línea rectora, tampoco una clara identidad social. Se convirtieron en partidos atrapalótodo. Estos partidos ya no necesitan de intelectuales. En épocas pasadas, los partidos defendían ideas y recurrían a los intelectuales para elaborar sus proyectos; actualmente las campañas electorales se confían a los publicistas. ¿A poco no describe este fenómeno de desafección socio-política que padecemos?
Hoy, los “suspirantes a la grande” independientes y no independientes, están perdidos en la grilla, preocupados en las encuestas, en proyectarse ganadores, en ser elegidos por el dedazo o por obra del espíritu santo, de las designaciones por pactos. El chiste es estar la boleta electoral…
¿Y nosotros, los ciudadanos? ¿Dónde quedamos? Créanlo o no, tenemos en nuestras manos el poder de cambiar el escenario, podemos dejar de ser vistos como simples productos electorales que son desechados y desdeñados una vez pasadas las votaciones y asumidos los respectivos cargos.
¿Se han puesto a pensar hasta donde el factor ciudadano influye en estar hundidos en la jodidez presidencial? Reaccionemos, propongamos, generemos consciencia en los demás, actuemos en consecuencia y TODOS llegado el día salgamos a ejercer nuestro derecho a elegir a quien asumirá las riendas de este país que necesita de acciones contundentes. Si eres de los que piensan y siguen actuando como si no se pudiera, te convoco a cambiar el chip y unirte a aquellos que estamos haciendo la tarea. Luego no digan que no se los advertí.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia! 
Leer más...

18 oct. 2017

LA VULGAR “INDEPENDENCIA”

@BarbaraCabrera

“La política necesita a gente que no necesite a la política”
Paul Carvel

CANDIDATURA INDEPENDIENTE: postulación individual que realiza un aspirante a un cargo de representación popular. A través de esta figura los ciudadanos pueden solicitar su registro ante la autoridad electoral, sin la mediación de los partidos políticos. La Constitución la contempla como parte de los derechos ciudadanos.
Así la definición en papel ¿y que ocurre realmente? A continuación, algunas reflexiones:
En México, con motivo de la reforma político-electoral del año 2012, comenzó a abrirse la puerta para las candidaturas independientes. Fue hasta el 10 de febrero de 2014 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación los requisitos que deben cubrir aquellos aspirantes a este tipo de candidaturas. Actualmente, éstas conviven con el sistema de partidos.
A la vuelta de la esquina nos aguarda 2018 ¡la madre de todas las elecciones en la que México nos urge -una vez más- un cambio! Y aunque las candidaturas independientes ya se habían estrenado, llevando a unos cuantos a los escaños públicos; unos ejercidos con dudosos resultados (por aquello del manejo de agenda, ajeno a sus responsabilidades, ahí le hablan al joven José Pedro Kumamoto) y en algunos casos con desastrosas secuelas (¿a poco no, Jaime Rodríguez alias “El Bronco”?). Con tintes de “chapulineo” fenómeno que tanto criticaban y ahora hacen suyo (el hambre por el poder es canija, pues); será 2018 ocasión de sumar y sumar y sumar y sumar y sumar… un número amplio de candidaturas independientes (si es que llegan a la boleta). Es significativo aludir que muchos de ellos, no lo son tal y de suyo solo tienen y tendrán el mote. (¿Verdad Margarita Zavala?)
Ahora bien, en torno a las candidaturas independientes se dicen muchas cosas, y las suspicacias se hacen presentes.
Se habla de un derecho recuperado, pues las candidaturas independientes existían antes de regular su prohibición en la Ley Electoral Federal por allá del año 1946, reforma que determinó la facultad de postular candidatos, únicamente por la vía partidista.
Cuenta la leyenda que algunos de esos independientes se erigirán en candidatos de papel, definidos como aquellos debidamente inscritos y propuestos, pero se sabe de sus escasas o nulas posibilidades de éxito para ganar una elección. Varios de ellos, se involucrarán poco en sus respectivas campañas, en pocas palabras, estaremos ante candidatos amados -y en ocasiones auspiciados- por el establishment. ¡Cuidado con ellos!
Por otra parte, estarán presentes los auténticos (aunque usted, no lo crea) los de verdad. Los que dignificarían la escena curulera o gubernamental, depende el caso. Habrá que poner lupa con harto aumento para encontrarlos, no vaya a ser que estemos -de nueva cuenta- ante ramplones chapulines que dicen: “no me interesa el poder, solo quiero ayudar. Terminaré mi periodo o mandato”. Para identificar su valía, comencemos por contrastar sus plataformas para cambiar el país (si es que la tienen, de lo contrario, digámosles: next)
Por lo pronto, bajo el manto de la “independencia” se apuntaron 86 aspirantes a la presidencia de la república, algunos no pasaron a la siguiente etapa, unas decenas ya recibieron su constancia para lanzarse a buscar el respaldo ciudadano y así lograr la tan ambicionada candidatura independiente. El desenlace lo sabremos en febrero de 2018.
Muchos, se registraron para obtener una curul en alguna de las Cámaras del Congreso de la Unión, y así la calentura “independiente” se extiende por todo el país, haciendo de este un fenómeno que he denominado la vulgar “independencia” (porque el “hueso” es muy apetitoso) Al tiempo.
Para cerrar esta columna pongo sobre la mesa de debate las siguientes interrogantes, para la reflexión y la acción: ¿Qué tan preparados estaban y están los ciudadanos para hacer suyos este tipo de derechos? ¿Cuántos “suspirantes” llegarán a la boleta electoral? ¿Votarías por un independiente? ¿Quién salvará este tipo de candidaturas de los intereses partidistas? ¿La independencia, hace la diferencia?
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

4 oct. 2017

LAS LEYES NO VALEN NADA

"Estamos en una época donde unos [los legisladores y gobernantes] y otros [los ciudadanos] creen que los problemas se resuelven con la simple expedición de leyes, ¡nada más alejado de la realidad!
@BarbaraCabrera

Mi anhelo es que el título de esta Nornilandia lo hubiesen leído al estilo José Alfredo Jiménez quien, con sentimiento vernáculo, dedicó una canción -que hoy se considera un ícono- a León, Guanajuato [México] en la cual dijo: la vida no vale nada.
Explico porque digo lo mismo de las leyes.
Uno de estos días, un entusiasta fan de las leyes se acercó a mi mundo de investigación. Con frenética emoción me contaba la manera en que estaba aprendiendo acerca del Sistema Nacional Anticorrupción y de cómo a partir de la expedición de su marco legal podremos combatirla. Antes, en una reunión de esas que suelo tener con grandes amigos para planear como conquistar el mundo, uno de los presentes alabó el sistema jurídico con el que cuenta este país. Recurrentemente en Twitter veo opiniones acerca de las reformas estructurales, los aplaudidores las defienden a ultranza, mientras que los analistas y críticos, hacen saber su descontento. En la academia, se vive la parte romántica, esa donde los alumnos creen que las leyes ¡son lo máximo!
Los que me conocen, ya sabrán cual fue mi respuesta. A quienes no, ahí les va.
Sé como se hacen las leyes, conozco sus intestinos y sistema digestivo. Debo decir que no es lo que muchos creen o piensan.
Las leyes se acumulan cuando se quieren frenar acciones, se expiden ante la inminente pérdida del control. Para dar soluciones mediáticas: ¡háganse las leyes! como si quienes ocupan merecida o inmerecidamente una curul fueran alquimistas o tuvieran el monopolio de los poderes de una varita mágica.
No obstante, la ignorancia de muchos salta a la vista cuando proponen, dictaminan y en ocasiones mandan a la congeladora legislativa aquellas propuestas que son contrarias a sus intereses, creencias, filias o fobias.
Para ejemplo, baste echarles un vistazo a las recientes adecuaciones legales y expedición de ordenamientos [pongan ustedes el nombre del Congreso o la Cámara de que se trate, o tal vez todos juntos] Las primeras, relacionadas a incrementar penalidades o incorporar nuevos delitos ¡como si con este simple acto, la inseguridad y conductas delictivas se inhibieran! Y no veo que se promuevan mecanismos novedosos de prevención, alfabetización digital o un sistema educativo que vaya más allá de las simulaciones del señor Aurelio Nuño, habilitado como Secretario de Educación, quien por solo saber “ler” confunde a una astrónoma con una astróloga ¡PLOP y recontra PLOP!. Tratándose de leyes imperan los miedos y la represión, como medidas de control por parte de los poderosos. La segunda, derivada del nerviosismo legislativo para crear más instituciones que den chamba a los cuates o para tapar las ineptitudes e ineficiencias de las existentes.
Sistema Nacional y los estatales Anticorrupción (y la corrupción sin freno), incremento a penalidades y nuevas figuras delictivas (y la inseguridad se incrementa), Leyes de austeridad y gasto público (y los funcionarios y gobernantes se despachan con la cuchara grande); regulaciones, leyes nuevas y renovadas (y los estándares en la calidad de vida nomás no se ven reflejados). Mecanismos de participación (y la ciudadanía, vapuleada y ninguneada); instituciones para todo y unos cuantos (y la burocracia ineficiente crece, se regodea y servil, sirve a los mandatos de sus patrones, olvidando que les pagamos con nuestros impuestos), instituciones de papel creadas por mandato legal (al servicio de los poderosos para protegerlos y llegado el momento, exonerarlos. Leyes, leyes, leyes para todo.
En esta tesitura, la pregunta más importante que debe ponerse en un cuadro luminoso en la oficina de todos los curuleros-legisladores es ¿Realmente es necesaria la legislación que se quiere elaborar e implementar? Téngase presente: las malas leyes hacen perder la confianza en las instituciones y contribuyen al descrédito del Poder Legislativo.
Muchas leyes, nacen muertas. ¡Sépanlo!
¿Algún día podremos dejar de decir que las leyes no valen nada?
Posdata. Ésta es una columna de opinión, para profundizar invito a que lean mis artículos relacionados al Poder Legislativo publicados en Quaestionis, revista de divulgación científica http://bit.ly/2vY0FYy, así como mi aportación para el libro “Apuntes contemporáneos de Derecho” llamada Desregulación Legislativa, bajo el sello editorial PaideiaMx http://bit.ly/2fE7hGD
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...