15.2.17

ENTRE VIBRADORES, RESISTENTES Y APÁTICOS

@BarbaraCabrera

“Declaro llanamente mi guerra al Estado, a mi modo, aunque seguiré haciendo uso y obteniendo cuantas ventajas puede de él, como es habitual en estos casos”
Henry David Thoreau

La marcha #VibraMéxico anunciada con bombo y platillo resulto no causar ñañaras en un sistema resquebrajado y en una sociedad altamente dividida. Ni hablemos que Donald Trump [últimamente considerado como el ajonjolí de todas las opiniones, miedos y tweets] ni la sintió… sencillamente no estaba en su radar.
Transitamos entre los implacables defensores de la marcha y aquellos que de manera férrea pedían no asistir bajo el hashtag #YoNoVibro. Así se mueve la sociedad civil y uno que otro político disfrazado de ciudadano. Mientras otros permanecen apáticos, inertes, como maniquíes. Como si nada ocurriera, cuando aquí y allá pasa de todo. Ese hecho ejemplifica lo que nos pasa como sociedad, como país. Con esa cara nos presentamos al concierto de naciones. Eso ocurre manifestación, tras manifestación y es un fenómeno que parece ir en desgastante crecimiento.
¿Qué es lo que está sucediendo? ¿No se supone que todos queremos un mejor país? ¿A que se debe la división? ¿Sumarse o no a los esfuerzos de otros? ¿Qué hacemos? son algunas de las interrogantes que surgen sin encontrar brújula y donde las respuestas dependerán de la palestra e ideología donde cada cual se sitúe.
Estamos ante varios frentes, si antes -por poner un número- teníamos 10 mil problemas por resolver, ahora éstos se han multiplicado de tal forma que son incontables.
Construir ciudadanía ¿hacia dónde? ¿Cómo?  Un poco de rumbo se tendrá si se toma en cuenta que las múltiples problemáticas deben ser combatidas de adentro hacia fuera. Convocar a marchar para repudiar las políticas de Donald Trump [quien por cierto, no se si ya lo notaron pero no nos gobierna] y descuidar exigir mejores prácticas gubernamentales y rendición de cuentas en este país, es mostrar un sinsentido, un camino que créanme no llevará a ningún lado porque viene de ninguna parte.
Desde #Nornilandia y cada día pugno por un gobierno que deje de simular ayudas: ya basta de ver al gobierno como el paters familia y el todopoderoso. Pugno por un gobierno que sin aparentar proporcione herramientas al ciudadano para mejorar su calidad de vida, por ejemplo un sistema educativo que vaya más allá de la visión del creador de “ler” sí, de de Aurelio Nuño y de una buena vez enseñe a pensar, a debatir, a disentir para la mejor toma de decisiones; un país de oportunidades, pero no de esas que lanza chichiguas al aire para ver quien las cacha; uno de empleos dignos y sueldos acordes, para que no se tenga que emigrar a otras naciones en búsqueda de mejores oportunidades y una vez deportados ser recibidos por el señor inquilino de Los Pinos en turno como si se tratara de medallistas olímpicos. Ni aun cuando EPN diga que se entregará en cuerpo y alma en defensa de los mexicanos. Pugno por un gobierno que no esté en manos de aprendices [recuérdese al quien se auto etiqueto como tal: “se los digo de corazón y con humildad: vengo a aprender de ustedes” confesó Luis Videgaray Caso o aquellos que se cansan a la menor provocación ¡como olvidar al fatigado Jesús Murillo Karam!. Pugno porque los sueldos, compensaciones, sobresueldos, bonos y canonjías a los altos funcionarios se frenen y adecuen a la realidad que vivimos. Pugno por una ineludible desregulación legislativa e institucional. Pugno por la construcción de una ciudadanía proactiva, pensante, demandante, observante; capaz de hacer un cambio desde su ámbito, por mínimo que a veces parezca.
Ya basta de protagonismos exacerbados, cuando este país requiere liderazgo. No se trata de que se vaya uno y llegue otro. El cambio debe y tiene que darse desde las bases.
Y ustedes ¿se atreven a hacer la diferencia?
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

8.2.17

PINCHE MURO. INFAME DONALD

“Si levantas un muro, piensa en lo que queda fuera”
Italo Calvino

La frase inicial de esta Nornilandia es lanzada como reflexión ante el muro fronterizo que divide Estados Unidos de México. No para que la racionalice el iracundo Donald John Trump y agregados, sino como posicionamiento de los mexicanos de aquí y allá.
Pinche muro. Fue una de las expresiones que escuché de viva voz de Ciro Gómez Leyva en una de sus emisiones televisivas de su noticiero nocturno en Imagen TV, la cual me hizo recordar aquella controvertida frase de Andrés Manuel López Obrador de hace ya algunos ayeres: ¡Al diablo con las instituciones!. Ambas flamígeras, contundentes; que revelan parte de la realidad y sentir nacional.
De varios plumazos el recién ungido presidente de Estados Unidos comenzó a cumplir sus promesas/amenazas de campaña. Emitió –entre varias- una orden ejecutiva llamada “Executive Order: Enhancing Public Safety in the Interior of the United Status” cuya joya es la construcción del muro fronterizo, así como diversas medidas anti inmigrantes [consultable aquí http://bit.ly/2jybzNG]
Dato cultural: ¿Qué es el muro fronterizo Estados Unidos–México? la enciclopedia colaborativa Wikipedia señala que es una valla de seguridad construida por Estados Unidos en su frontera con México. Su objetivo es impedir la inmigración ilegal a los Estados Unidos. Su construcción se inicio en 1994, durante el gobierno de Bill Clinton, bajo el programa de lucha contra la inmigración ilegal conocido como Operación Guardián a cargo del Fiscal General Janet Reno.
El septuagenario Donald Trump [ese que se peleo con 46 países en dos semanas y sumando] vociferó, a través de Twitter: pues si México no paga el muro que ni venga EPN. Además, acusó a México de ser el único beneficiado con el Tratado de Libre Comercio. Aseveró que Estados Unidos recuperará el control de sus fronteras. Y le siguió y indudablemente continuará un bla, bla, bla tuitero sempiterno. Ya se sabe, Donald es fanático del pajarito azul y sus 140 caracteres, desde donde cree gobernar junto a su teléfono Android sin codificar.
Y aunque la inminente [bueno, eso dice Trump] construcción de un muro fronterizo por los 3,200 kilómetros que separan a México de Estados Unidos, parecen estar en marcha; es importante hacer notar que México se mueve, se han dado mensajes de unidad nacional, de solidaridad a Enrique Peña Nieto y todo parecía “estar bien” -#ayAjá- hasta que el líder del peñismo abstracto [lean de que trata esta “filosofía” por acá http://bit.ly/29ozYkc] se le ocurre revivir a Virgilio Andrade [a quien seguramente recuerdan por “limpiar” el escandaloso expediente de la Casa Blanca de EPN y la Casa de Malinalco del ahora aprendiz de canciller, Luis Videgaray Caso] aunado al lastre de falta de credibilidad y legitimidad que trae a cuestas. Por ello y muchas cosas más, no habrá Trumpismo que lo borre, ni ayude.
No obstante, el debate acerca del muro fronterizo no es nuevo, es cierto que recientemente ha causado estridencia y miedo en las redes sociales [especialmente en Twitter] Recuérdese que en 2006 el presidente George W. Bush firmó una Ley para construir una valla de más de mil kilómetros en la frontera con México, la que en medios de comunicación se conoció como “Ley de Valla Segura”, legislación que fue aprobada tanto por republicanos, como por demócratas, incluidos los entonces senadores Barack Obama y Hillary Clinton. #TomenNota
Aunque Peña y Trump acuerdan no hablar públicamente sobre el muro -tómese con precaución esta decisión-. Estemos atentos e informados. Días después de esta decisión -seguramente unilateral- ambos personajes hablaron por teléfono y trasciende en los medios de comunicación y las redes sociales que en ese comunicado Donald Trump le dice a Enrique Peña –dicen que en tono casual y dicharachero- que él puede ayudarle a combatir a los “bad hombres” que no ha podido combatir.
Llamada que fue confirmada, pero negado este asunto. A ese nivel hemos llegado y sucede debido a la tibiedad de acciones, algunas de ellas simuladas y complacientes de las autoridades mexicanas, así como a la creciente ola de corrupción e impunidad.
Tomen nota, aunque en apariencia parece estar ganando el establishment, es ineludible pugnar porque un pinche muro no nos detenga. Actuemos. Sumemos, Propongamos. Deliberemos. Lo que está prohibido, es quedarse inmovilizados, derivado del miedo.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

25.1.17

2017 ¿UN AÑO DE MARCHAS?

@BarbaraCabrera

¡Se ve, se siente (agregue aquí la organización de que se trate) está presente!
¡No somos uno, ni somos 100 pinche gobierno cuéntanos bien!
¡No que no, sí que sí… ya volvimos a salir!
¡Esos son, esos son los que chingan la nación!
¡El pueblo unido, jamás será vencido!
[Deposite aquí su consigna]

Gasolinazo. Tortillazo. Canastazo básico. Mal gobierno. Corrupción. Son algunos de los factores que están llevando a los ciudadanos a las calles. Para manifestarse. Para quejarse. Algunos para aventar jitomatazos. Para exigir buenas cuentas y reversa a las políticas públicas surrealistas de un país con la población herida. De un #MéxicoLindoyHerido que clama ser rescatado. Marchas a las que paulatinamente se suman aquellos que votaron y aplaudieron a Enrique Peña Nieto, a los que como a la mayoría, la realidad los ha alcanzado.
La sexta acepción que da la Real Academia Española a una marcha es: “aquél desplazamiento de personas para un fin determinado”. De hecho, las marchas se relacionan con las movilizaciones sociales organizadas para lograr determinados objetivos, las cuales resultan ser un mecanismo de participación ciudadana que se ha vuelto recurrente a partir de la mitad del siglo XX, las cuales derivan del fenómeno de desafección socio-política. De ese descrédito de todo aquello que huela a política.
Como es sabido, este año comenzó con multitudinarias marchas por el gasolinazo, a lo cual se unen temas locales y demandas nacionales que no han encontrado solución.
Dijo Malcolm X “los días de manifestaciones de protesta se terminaron. Son anticuadas. Todo lo que hacen es meterlos a ustedes en la cárcel. Tienen que pagar para salir. Y aún así no han resuelto el problema (…) Además, una manifestación de protesta es un acto que es una reacción a lo que algún otro ha hecho. Y mientras se está participando en él, se está en manos de ese algún otro. Ustedes reaccionan contra lo que ellos han hecho. Y todo lo que ellos tienen que hacer para mantenerlos en su puño es continuar creando situaciones para que ustedes continúen reaccionando, para que se mantengan tan ocupados que nunca tengan oportunidad de sentarse a elaborar un programa constructivo propio que nos permita a ustedes y a mí lograr el progreso que tenemos que hacer”.
Tomemos con precaución estas palabras, porque el desenlace del activismo de Malcolm X tuvo momentos violentos. Y me pregunto y les pregunto ¿de qué otra manera podemos hacernos escuchar por un sistema que hace oídos sordos a todo aquello que no sea bondadoso con el neoliberalismo? está demostrado alrededor del mundo que salir a las calles, tomar los espacios públicos resulta, además de liberador, ser un medio de presión para ser tomados en cuenta. La cuestión es, seleccionar nuestros objetivos y organizarnos. Organización a la que sin duda las redes sociales ayudan, pero será necesario ir más allá. Las acciones son diversas y distintas para cada quien. Lo importante es no dejar de actuar, no detenerse.
Porque un pueblo sumiso da como resultado políticos voraces. Un entorno donde ellos mandan y tú obedeces, es un absurdo, porque de manera primigenia son nuestros mandantes. Recuerden, la obediencia es voluntaria. Es tiempo de ejercer la desobediencia civil pacífica [Aquí les dejo algunos textos interesantes y esclarecedores acerca de este tópico, de la autoría del Dr. @iusfilosofo dense tiempo para leerlo: http://bit.ly/2ablbIG, http://bit.ly/2j1cIxF, http://bit.ly/2idmkYT y http://bit.ly/2jvnScQ], es momento de no callar, de no rendirse. De unir fuerzas para comenzar a cambiar paulatinamente la situación ¡Si abandonamos el espacio público, otros se apoderarán de él! y aunque manifestarse y salir a marchar pareciera en estos momentos no cambiar nada, téngase en cuenta que se requiere tiempo y constancia para comenzar a generar un cambio desde nuestra palestra. 2017, debe y tiene que ser un año de manifestaciones en sus múltiples formas y maneras. Vivamos y actuemos, sin miedo. Seamos combativos.
Al final, las manifestaciones son antisistema, el sistema es anti-nosotros.
PD. Urge un museo de memoria política para no olvidar y actuar en consecuencia.
¡Es todo por hoy!
¡Hasta la próxima Nornilandia
Leer más...

11.1.17

No es una columna más acerca del #GASOLINAZO

@BarbaraCabrera

No sólo eres responsable de lo que haces, sino de lo que no haces, de lo que no defiendes y de lo que callas…

2017 será un año complejo y de desafíos. Y me pregunto y les cuestiono ¿qué año no lo es? Al respecto se ha dicho bastante: que si la crisis, que no alcanzará para maldita la cosa debido a que todos los precios andarán por las nubes. Que los políticos de siempre andarán desatados rumbo al 2018, que si la corrupción está pudriendo este país. Las miras de futuro no son optimistas y así lo constatamos en las charlas de café, en las plazas, en las aulas, en los medios de comunicación masivos y pasquines al servicio del poder que necesitan maximizar y crear caos, para ejercer medidas de control y disminuir libertades. Tal es el caso de los múltiples saqueos suscitados DICEN por el gasolinazo con el que nos recibió 2017 [Dígame desconfiada, pero desde mi perspectiva, esto es un show mediático orquestado desde el poder. No caigan en provocaciones. No se dejen intimidar]
Y el panorama nacional se adereza con el extraño retorno de Luis Videgaray al gabinete del peñismo abstacto http://bit.ly/29ozYkc aunque de facto nunca se fue.
Con una Carmen Salinas que desde su curul e ignorancia galopante dice “el que tenga coche que lo mantenga, no hay de otra” y arremete manifestando “yo defiendo a Peña porque está trabajando por toda la gente que lo necesita”
Y que decir del gris y sumiso José Antonio Meade que replica los tibios argumentos de su patrón Peña Nieto.
Sin olvidar a Enrique Peña Nieto que en cadena nacional y teleprompter incluido insulta una vez más la inteligencia del pueblo de México, con las burdas argumentaciones del incremento a la gasolina; incrementos que recuérdese vienen gestándose desde Felipe Calderón.
Y pregunta EPN ¿ustedes que hubieran hecho?, esbocemos algunas ideas: eliminar privilegios a la insaciable clase política enquistada en el poder comenzando por los vales de gasolina; que las erogaciones destinadas a ensalzar la imagen de lo gobernantes en turno desaparezcan; En suma, combatir [sin simulaciones, como la existentes] la corrupción.
Del otro lado de la moneda están quienes se manifiestan, quienes no se callan. Aquellos que hacen uso de cuanto mecanismo está a su alcance para decir ¡No al gasolinazo! ¡Gasolina barata ya, sí se puede! esto y más se ve y se escucha.
¿Qué acciones es preciso tomar para comenzar a ser una mejor sociedad?
Ser proactivos
Constituirnos como críticos del poder, siendo observantes y dando marcaque personal a los políticos y acciones de gobierno.
Utilizar mecanismos de desobediencia civil [Aquí les dejo algunos textos interesantes y esclarecedores acerca de este tópico, de la autoría del Dr. @iusfilosofo que tiene a ésta como su línea de investigación, generación y aplicación del conocimiento, dense tiempo para leerlo: http://bit.ly/2ablbIG, http://bit.ly/2j1cIxF, http://bit.ly/2idmkYT y http://bit.ly/2jvnScQ]
Manifestarnos. No callarnos.
Llenarnos de acciones.
Sumar voluntades. Restar apatía.
Tómese en cuenta, este camino no será sencillo. Rescatar este país, se logrará de manera paulatina, siempre y cuando hagamos algo.
Es cierto, no podemos todos hacer todo, ni lo mismo. Las condiciones varían. No obstante, dejar pasar, quedarse callados y ser sometidos ¡no es una opción viable!
Al final, no es la gasolina; es el gobierno. Llenémonos de acciones. Nosotros, somos más.
¿O será que como dice Calle 13 estamos condenados a brindar por "el aguante"? [Escuchen aquí http://bit.ly/1pJUjQM] ¡No estoy de acuerdo!
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

14.12.16

TODO NORNILANDIA 2016: ¡¡la última y nos vamos!!

@BarbaraCabrera

Resulta que toca despedir un año más: 2016; y acto seguido prepararnos para un 2017 que se sabe será muy movido, ya que las aguas electorales en este #MéxicoLindoyHerido estarán revueltas y aquellos suspirantes por mantenerse en el poder, así como los juniors que anhelan entrar a como dé lugar lucharán y lucharán hasta su “hueso” encontrar. Sumado a un ambiente internacional de complejidades y desafíos: la crisis global y el ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.
Lo cierto es, para que 2017 y subsecuentes sean mejores [dejen de decir que no se puede generar un cambio] es ineludible no olvidar, tener datos que aporten a la desmemoria y permitan una mejor toma de decisiones, desde la trinchera ciudadana.
Es así que esta última entrega de Nornilandia tiene dos objetivos fundamentales:
  1. Recordarles y pedirles que es imprescindible mantenernos atentos: en el gobierno y la palestra pública se quedarán muchos irresponsables [y corruptos] “trabajando” y haciendo cochupos mientras el resto se olvida de todo y se tira al festejo y el desenfreno propio de esta época; y, 
  2. Dejar por aquí todo Nornilandia 2016.
Ahora sí… 3… 2… 1 ¡Nornilandia!

ENERO
#2016 año de conquistas ciudadanas http://bit.ly/1Oi1VZr
Reflexión a mitad de un trágico sexenio http://bit.ly/20ewHb3
Devaluación política http://bit.ly/1WNL4kA

FEBRERO
Dinosaurio de Troya http://bit.ly/1PgUZdr
El avión presidencial http://bit.ly/1KFg055
El sistema ha muerto ¿qué sigue? http://bit.ly/1Sy50ch
Parroquiano non grato http://bit.ly/1UlWRHB

MARZO
Poder ciudadano ¡actívate! http://bit.ly/1TQwBWn
#3de3 vs corrupción, impunidad y simulación http://bit.ly/1U3LtRq
Reivindicación ciudadana http://bit.ly/1nO9FJE


ABRIL
¿Y dónde están… las garantías? http://bit.ly/1SbyNSA
El gobierno de #EPN: ceguera nacional http://bit.ly/1RTOwK9
Políticos de publicidad y propaganda http://bit.ly/1SaE3dx
La ética puede esperar http://bit.ly/21fax8X

MAYO
Una sociedad que cuestiona http://bit.ly/21wpXG1
¡Adiós al #fuero! http://bit.ly/1OhzYEP
Internet, como no amarte… http://bit.ly/1XzmUMV
The Ladys [léase cantadito, como entrada de The Simpsons] http://bit.ly/27SgRYv

JUNIO
Del al diablo con las instituciones al frijol con gorgojo http://bit.ly/1t18UAt
El intolerante Nuño http://bit.ly/1XE4rR6
México “de película” http://bit.ly/1UP1WHt
México todo terrero: corrupción y cerrazón http://bit.ly/28MW5zQ
Peñismo abstracto http://bit.ly/29ozYkc

JULIO
El instintivo Osorio Chong http://bit.ly/29nJFzU
La política en tres actos ¿cómo se llamó la obra? http://bit.ly/29vppPH
Pokémon GO de la Realpolitik http://bit.ly/29UPuDV
Ser ciudadano/a http://bit.ly/2aemM3B

AGOSTO
Componentes de un país mal gobernado http://bit.ly/2avhHnu
Libros mutilados… ¡perdón! http://bit.ly/2b62CtZ
Medallas olímpicas para México http://bit.ly/2b0wNii
Corrupto cobarde http://bit.ly/2bzFl09
La era de los hombres de ceniza http://bit.ly/2bRFxgf

SEPTIEMBRE
#EPN, un vulgar político http://bit.ly/2choTXx
¿¡VIVA #MÉXICO CABRONES…!? y otras sutiles expresiones http://bit.ly/2cagncl
Acarreados al grito de peña… http://bit.ly/2coyrzw
Filosofía #Mafalda http://bit.ly/2d40Qt7

OCTUBRE
Sandeces, activismo y paz en Colombia http://bit.ly/2dteLca
Íconos de la corrupción http://bit.ly/2dn811v
Calaveras Nornilandia 2016: para joder al poder http://bit.ly/2ffmdKC

NOVIEMBRE
Para joder a México http://bit.ly/2fe2hFp
La rotonda de los gobernantes impunes http://bit.ly/2gBdBP2



DICIEMBRE
¿No hay quinto malo #EPN?  http://bit.ly/2gTrJT6



Es todo en este 2016 ¡Nos leemos en 2017! mientras tanto mantengamos comunicación en redes, a un tweet de distancia me encuentran como @BarbaraCabrera
¡Felices fiestas! ¡Mis mejores deseos y parabienes para aquellos que trabajan en la construcción de un mejor país, para dejar un mejor mundo al que encontramos!
Leer más...

7.12.16

¿NO HAY QUINTO MALO #EPN?

@BarbaraCabrera

“Una sola cosa nos explica bien la historia y es en qué consisten los malos gobiernos”
Thomas Jefferson



Ante unos 8,500 empleados de la burocracia federal, su “abnegada” y silenciosa esposa Angélica Rivera e integrantes de su Gabinete, el inquilino de Los Pinos, Enrique Peña Nieto peroro por casi una hora en razón al inicio de su quinto año de “gobierno”. Entre otras cuestiones expreso: -“Nos quedan dos años por delante, lo que tenemos que hacer es redoblar el paso, trabajar en alcanzar las metas que nos hemos trazado. No es momento de estar descubriendo el hilo negro, y de estar inventando, y de estar incorporando nuevas cosas; sino de concentrarnos en esas tareas y en esos objetivos que están trazados, y por los que hemos venido trabajando”- y continúo diciendo -“No les pido que hablen bien del Presidente. Dejen que el juicio de la historia hable del Presidente. Pero a ustedes, mis compañeros en el servicio público, sí les pido que hablemos y nos multipliquemos en hacer saber a otros lo que desde el Gobierno entre todos estamos haciendo”-


Abro paréntesis debido a que de dicho discurso, las preguntas son bastantes ¿Cuáles objetivos? ¿A qué metas se refiere? ¿Qué tareas? ¿Algún mensaje directo a los peñabots? digo porque aquello de “Mover a México” suele causar escozor, incluso desde la palestra ciudadana se reconoce como “Joder a México” [http://bit.ly/2fe2hFp] Cuando EPN alude al “hilo negro” ¿Querrá decir que esa fue su “filosofía” los años que antecedieron? ¿Acaso eso incluye a las polémicas reformas estructurales? ¿Entonces su sexenio se ha tratado de un vulgar experimento? Cierro paréntesis dejando éstas interrogantes para la reflexión.

En dicho acto, donde solo los aplaudidores fueron convocados, se vio a un Enrique Peña Nieto activo, saltándose el protocolo sin importarle el que dirá el Estado Mayor Presidencial; se tomo selfies con los asistentes, sonrío, brinco, celebro como aquel Rock Star que fue durante su precampaña y campaña rumbo a la presidencia de la República.
Peña Nieto insiste en que las reformas estructurales son sus grandes logros, enfatizó la de telecomunicaciones, energía, educación y la de seguridad, las que desde su imaginario colectivo y desde la perspectiva del peñismo abstracto [http://bit.ly/29ozYkc] han aportado beneficios al país.
Son tantos los vítores que EPN hace de “su gobierno” que tal pareciera que a fuerza de repetición dicho personaje anhela que “su realidad” sea verdad, implorando con discursos le crean, le aplaudan y con ello ser lo que nunca ha sido: legitimado y querido por el pueblo de México. Esto no pasará, estamos ante un sexenio desde sus inicios deslegitimado, desacreditado, vilipendiado.
¿No hay quinto malo EPN? no lo creo. Tratándose del inicio de este enigmático año del sexenio, será que dicha expresión popular, cobre otro significado.
Y no, no dejemos que exclusivamente el juicio de la historia juzgue a quien hoy se ostenta “presidente”. Hablemos hoy, juzguemos hoy; cambiemos las cosas hoy. ¡Ya basta de decir que no se puede!
Es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

23.11.16

LA ROTONDA DE LOS GOBERNANTES IMPUNES

Por sus corruptelas, los identificareís...

@BarbaraCabrera

Han pasado varios días desde que el septuagenario Donald John Trump ganó la presidencia del vecino país del norte. Pese a todos los pronósticos, deseos y apuestas -eso sin contar la jugada del buitre Luis Videgaray Caso que lo trajo a México siendo candidato- Trump se logró colar: primero al interior de su partido y ser ungido candidato y luego a Hillary Clinton. Hoy se ve y se siente Trump será presidente.
Después de consumado el hecho, las protestas no se han hecho esperar de uno y otro lado: desde quienes repudian al controvertido empresario, hasta sus fanáticos que gritan a quien pueden que Trump los va a deportar. Todo esto pareciera que solo se circunscribiría a territorio estadounidense. No es así. La norteamericana ha sido la elección más internacional que hemos atestiguado en los últimos tiempos. Los ojos y el sentir de México, no son la excepción: desde senadores que en el recinto legislativo de la Cámara Alta portaban la camiseta en apoyo a Hillary Clinton olvidándose –tal vez- de que detrás de ellos en letras de oro se lee "la Patria es primero" y lo digo porque fue tal el apasionamiento por la elección gringa que muchos olvidaron que el enemigo primario a vencer no es Donald Trump, sino el cúmulo de gobernantes y representantes corruptos que nos dicen gobernar y representar; esos que lanzan la piedra y esconden la mano. Esos cuyos bolsillos parecen no tener límites para ser llenados con el erario y al no alcanzarles, osan endeudar a sus Estados. Esos que al concluir su mandato gustan de seguir prendidos del Poder que les confiere impunidad. Esos que se creen impolutos. Esos a los que bien podría erigírseles una rotonda de los gobernantes impunes.
...Y mientras tanto en México, padecemos el segundo sexenio en el que, quien ostenta el Poder Ejecutivo Federal goza del repudio ciudadano y es ungido con la falta de legitimidad. Un país con Secretarios de Estado, cuyos méritos para obtener el cargo es ser “compas” del “preciso en turno”. Un país donde la rapiña del erario por parte de gobernadores es constante y sonante. Una Nación donde presidentes municipales emulan y superan al ciudadano Vargas, aquel personajazo de la Ley de Herodes. Un país con diputados federales y senadores cuya mayoría se da vida de pacha respaldados por su curul y donde los diputados locales nomás no dan el ancho representando a la ciudadanía, convertidos muchos de ellos en una parodia de sí mismos.
Lo cierto es que este país necesita más ciudadanos con la actitud de la niña Andrea, a la que estoy segura recuerden por corregir a Aurelio Nuño [quien ostenta la titularidad de la Secretaria de Educación] quien dijo 'ler' en tres ocasiones; en lugar de leer. Y menos aplaudidores del sistema.
¿Será que las instituciones encargadas de velar por la no corrupción, la certera rendición de cuentas, la cacareada transparencia y aquellas encargadas de castigar este tipo de tropelías son especialistas en atorar, congelar o esconder dichas corruptelas? Luego se preguntan porque es importante tomar en su justa dimensión aquella expresión que dice ¡al diablo con las instituciones! que de suya trae implícito el fenómeno de desafección socio-política que cohabita en todo el orbe, todo es cuestión de estilos y cantidades. Juzguen ustedes. Ahí dejo esa moneda al aire. 
Por hoy es todo.
Nos leemos la próxima Nornilandia.
Leer más...

9.11.16

#LordAnaya

@BarbaraCabrera

“No hay peor olor que el que despide la bondad corrompida”
Henry David Thoreau

Un día cualquiera, en un país plenamente identificado; un escuálido político -protegido de Francisco Garrido- llegó a coordinar la fracción parlamentaria del PAN en la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, reconocido por sus candorosas facciones y mañosas maneras arribó a la Presidencia Nacional del PAN, cobijado por un viejo político llamado Gustavo Madero, quien creyó lo manejaba y manejaría a su antojo: ¡nada más alejado de la realidad! ya que el imberbe político sacó la casta y envalentonado, echa'o pa'lante, aparentemente emancipado de padrinazgos ha sido sorprendido acudiendo a un recinto muy especial…
–Toc, toc
–¿Quién es?
–¡Soy yo! Ricardo Anaya y vengo para recoger mi membresía.
–Pase usted, señor Anaya ¡sea bienvenido! recibámoslo con honores y su respectiva mención especial.
Se abre de par en par la ostentosa puerta del club de corruptos que están jodiendo a México SA. de CV. Acto seguido, el joven Anaya ingresa embelesado, con actitud de ¡ábranse piojos, que ya llegó su peine!. Camina absorto, contemplando el muro de la infamia, conformado por Javier Duarte de Ochoa, Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari, Manlio Fabio Beltrones Rivera, Mario Marín, Andrés Granier Melo, César Duarte, Rodrigo Medina, Tomas Yarrington, Humberto Moreira, Arturo Montiel, Fidel Herrera, Ángel Aguirre Rivero, Guillermo Padrés, Roberto Borge, Felipe Calderón, Emilio Gamboa Patrón, Enrique Ochoa Reza, Genaro García Luna, Luis Videgaray Caso, René Bejarano, Carlos Romero Deschamps, Raúl Salinas de Gortari, Carlos Hank Rhon, Manuel Añorve Baños, Rosario Robles Berlanga, Jorge Emilio González Martínez y un sinfín de personajes cuyo “factor de unidad” es ser corruptos, con todo lo que ello implica.
Abogado de profesión y de oficio político, el joven Anaya autor del libro “El graffiti en México: ¿arte o desastre?”, parece no tener empacho en vociferar lo logrado y defenderse de aquello a lo que el llama “bola de infundios” que han circulado sobre sus gastos y la vida de lujo que trasciende lleva en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, y remata diciendo que no tiene nada que esconder. “invierto mi dinero para que mis hijos tengan una mejor educación y por eso están en Estados Unidos” ¿Y el “nuevo Sistema Educativo” que avaló tu partido apá? –preguntaría el respetable-. Además ¡déjenlo en paz! que el pobrecillo Anaya no viaja en clase premier, lo suyo –dice- es la clase turista. #AyAjá.
En un país cuyos niveles de pobreza van in crescendo, donde la desigualdad se ve más allá de lo evidente; donde no hay presupuesto que alcance [para seguir robando y dar chamba a los cuates] Lores como Anaya deberían ser despedidos con causa justificada y bajo ninguna circunstancia respaldado tal como lo hizo Dante Delgado con tremendo tuitazo y cito el tweet: “El esfuerzo que realizas para brindarle una preparación bicultural a tus hijos es correcto y plausible. Fortaleza y ánimo”
Ahí les dejo este texto. Tomen nota para que sepan por quien NO votar rumbo al 2018. Luego no digan que no se los advertí.
México, un país con políticos ricos, cínicos, sátrapas y corruptos. Y seguirá igual hasta que de una vez por todas nos unamos para combatir a esta putrefacta clase política.
Después de lo dicho, deleitémonos con algunos de los memes que ilustran mis letras:





PD. Después de redactada esta columna, me entero que ganó Donald Trump la presidencia de Estados Unidos. A este sumemos el Brexit, el No a la Paz en Colombia… ¿Qué hizo el mundo para merecer esta (in) humanidad?
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...