23.8.17

ECLIPSE EN MÉXICO

@BarbaraCabrera

“Yo creo que llegará un tiempo en que sobre las ruinas de la corrupción se levantará la esplendorosa mañana del mundo emancipado, libre de todas las maldades, de todos los monstruosos anacronismos de nuestra época y de nuestras caducas instituciones”
Samuel Fielden

Abro los periódicos apenas inicia el día para mantenerme informada. No consulto uno solo, procuro tener una visión lo más completa posible. Las notas son diversas, últimamente las relativas a la inseguridad aquí y allá van en lamentable incremento. Todos somos testigos.
Pero hay otras que indignan, que deben llevar a actuar; a tomar las riendas, a levantarse del cómodo sillón de status quo.
Veo una y otra vez a políticos que aprovechando el erario promueven su imagen. Se creen dueños del presupuesto, dan a manos llenas, se toman fotos con personas a las que les entregan migajas, sin proporcionarles herramientas para ser mejores ciudadanos, para estar mejor formados e informados. Por el contrario, desde las instituciones -cooptadas por políticos lejanos a la realidad, unos más corruptos que otros, los más impunes y algunos cómplices- se genera esa necesidad. Recuérdese estamos en tiempos de hambruna electoral http://bit.ly/2sK9Op3 donde la pelea por el hueso, se recrudece.
Esos políticos que viven de la imagen, a quienes los niveles de aceptación ciudadana nada parecen importarles, y es así debido a que igual llegan y se enquistan en el poder. Situación que tú, él, ella, nosotros, ustedes, ellos, ellas; todos… podemos cambiar.
México parece vivir en un sempiterno eclipse, y con ello no me refiero al fenómeno meteorológico cuya duración promedio fue de 2 minutos y del cual el mundo entero estuvo atento el pasado lunes 21 de agosto de 2017, sino a los acontecimientos que este país padece por la dejadez de unos (ciudadanos) y el saqueo, cinismo, corrupción, impunidad y complicidad de otros (políticos sátrapas voraces)
En este orden de ideas, para sacar a México de ese eclipse en el cual se encuentra desde hace buen tiempo, es ineludible hacer más. Actuar. No dejar, ni esperar que unos cuantos decidan por nosotros. Desterrar de una vez y para siempre el “no se puede”, “todos son iguales”, “para que voto si siempre ganan los mismos”, “ellos son los poderosos”, etcétera, etcétera.
Lo he dicho y no me cansaré de reiterarlo: si todos salimos a votar en libertad meteremos en aprietos a los políticos y al Sistema, que esperan y trabajan para obtener una baja participación y así poder controlar fácilmente a unos pocos.
Respecto a los que ya se colaron y ejercen el poder, quitémosle ese afán de #todolopuedo y #hagoloquequiero. Usemos los mecanismos legales y tecnológicos a nuestro alcance para dar seguimiento a su actuar, a las decisiones de gobierno; pero ojo, utilicemos esos instrumentos de forma auténtica. Existen ejemplos de que están siendo secuestrados por grupos de interés político, por deporte para joder a otros y para complicar lo de por sí enmarañado y es así porque siguen siendo los menos los que se asoman y hacen algo.
¡No más eclipses políticos! ¡No más políticos milagro, ni telegénicos que a fuerza de la mercadotecnia y de una millonaria inversión para construir su imagen, llegan al poder! ¡No más curuleros!
Posdata: solo espero que la concurrencia y entusiasmo que generó el eclipse se replique en la participación ciudadana para rescatar lo que nos queda de país.
Por hoy es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

9.8.17

LOS CURULEROS

@BarbaraCabrera

“Lo que sabéis, lo que no sabéis; lo que se dice, lo que no se dice; lo que es claro, lo oscuro, lo contradictorio”
Guillermo Gerardo Hamilton

CURULEROS, dícese de aquellos personajes cuya tonalidad y presencia en cualquiera de la Cámaras [sea la de Senadores, la de los Diputados o en algún Congreso local] varía. Dichos especimenes suelen estar sentados en una curul –algunos por inercia, otros por convencimiento; varios, para defender sus y otros intereses; ciertos más con la camiseta de “su partido” tatuada. Todos, dignos de un estudio sociológico y algunos Zoo-ciológico. Trasciende que corresponde a los aludidos personajes dotar de leyes adecuadas y acordes a esta época y circunstancias, escuchando en todo momento la voz de la ciudadanía; no obstante, no siempre es así. Por ello, denomino a este sector curuleros con todo y sus implicaciones.
En la práctica legislativa a la mexicana, algunos curuleros dicen “meterse de lleno”, “trabajar de forma permanente” para “sacar alguna reforma o expedir leyes completas en tiempo récord” que en ocasiones aprueban entrada la madrugada.
Curuleros que atienden los pendientes legislativos al cuarto para la hora, dando a entender: salen porque salen. ¿Recuerdan las #ReformasEstructurales cortesía de Enrique Peña Nieto? sí, esas cuyo objetivo es “Mover a México”
Curuleros que se disputan la paternidad de las leyes mediáticas y se esconden de aquellas necesarias.
Curuleros gastalones. Algunos opacos, otros mostrones.
Curuleros lisonjeros.
Curuleros que dicen luchar contra la corrupción y se niegan a ser evaluados ¡ay de aquellos que osen tocarlos con el pétalo de una crítica!
Curuleros que se venden al mejor postor.
Curuleros erigidos en diputados del presidente http://bit.ly/2u5rJGE lejanos a la ciudadanía.
Curuleros escudados en la mercadotecnia para presentarse con cara y mañas limpias.
Curuleros cuyo máximo logro es develar placas, lanzar exhortos y sumar y sumar y sumar y sumar iniciativas a las que no siempre dan seguimiento.
Curuleros de ayer y hoy que viven, comen y sueñan con no quedar fuera del erario.
Punto y parte son los que con dignidad y ética son auténticos representantes del pueblo y pueden ser llamados en toda la extensión de su conceptualización: legisladores. Hay pocos, pero existen.
Los dislates y circo de quienes se hacen llamar legisladores están a la orden del día. Recientemente algunos de quienes integran la fracción de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, acudieron a la oficina del priísta César Camacho, coordinador de los tricolores, amante de portar relojes carísimos que poco le lucen. Esa visita fue para obsequiarle un horno de microondas para implorarle que sus correligionarios descongelen las iniciativas que siguen sin llevarse a discusión, entre las que destacan: la revocación de mandato, la supresión del fuero, la desaparición de los bonos navideños, eliminar las pensiones de los expresidentes, quitar el financiamiento a partidos políticos, disminución de diputados, entre muchos otros. Es evidente, a partir de ser testigo de hechos como ese, que la contienda electoral está presente y muy cerca al ocaso de la legislatura, unos se ponen las pilas para hacer el trabajo por el que les pagamos desde el día 1.
Esta es la primera ocasión en que los curuleros podrán reelegirse. Y tú, ustedes ¿votarían de nuevo por ellos? Dejo esta pregunta para la provocación, y así llenarnos de acciones, decisiones y determinación para llevar a las curules a quienes sí nos representen.
PD. Consúltese aquí la Nornilandia que escribí hace algunos años dedicada a la “Grilla curulera” http://bit.ly/2u4C9WS
Por hoy es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

26.7.17

MÉXICO EN 3 ACTOS: Javier "N", tengan fe y la diosa fortuna

@BarbaraCabrera

“La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema”
Woody Allen

Primer acto: JAVIER “N”
“Paciencia, prudencia, verbal contingencia, dominio de ciencia. Ausencia o presencia según conveniencia” –expresó Javidu. 
Trasladado de Guatemala hacia México, después de que su amigo Enrique Peña Nieto visitara aquellos lares para seguramente negociar su extradición, llegó al país un personajazo que transpira corrupción, impunidad, complicidad. Sobra decir que se trata de Javier Duarte de Ochoa, de 43 años, rostro del Nuevo PRI. Ex gobernador de Veracruz y ahora recluso. 
Y por si las ofensas al pueblo mexicano en general y al veracruzano en particular no fueran suficientes; el rozagante personaje minutos antes de ser conducido al avión que lo transportó de vuelta a México, fiel a su cinismo y locura moral expresó: “Que comience el show. Luces, cámara, acción…”; sabedor y conocedor de que la justicia en México está tan prostituida como la palabra unidad, situación cortesía del partido que lo respalda (aunque el PRI lo niegue una y otra vez)
Al pisar tierras mexicanas, Javier Duarte de Ochoa se convirtió en Javier “N”, por motivos procesales. Javier "N" es hoy el símbolo de la impunidad y corrupción cancerígena que está matando a México.
Estemos atentos a este caso, sin descuidar los otros. No permitamos que se convierta en una vulgar cortina de humo.
Segundo acto: TENGAN FE
Miguel Ángel Osorio Chong, al cual en una de mis columnas Nornilandia describí como “el instintivo Osorio Chong” http://bit.ly/2tO7N6Y vuelve a hacer de las suyas; es decir, a actuar conforme a su naturaleza. Y es así al pedir tener fe en la PGR ante las fallas de los fiscales durante la audiencia inicial del caso Javier Duarte de Ochoa. “Hay que tener fe en la institución, fe en el trabajo que van a realizar y esperar a que el proceso siga y, derivado de ello, entonces el juez que le toque este tema, y otros, pueda resolver conforme a la ley” 
Los memes y los respectivos hashtags llevados a Trending Topic no se hicieron esperar. Desde la expresión de indignación social derivada de la escasa credibilidad en las instituciones, hasta el meme de memes donde se ve a Osorio Chong como el Santo Niño de Bucareli.
No señor Miguel Ángel Osorio Chong, la fe es creer en algo a ciegas. Le exijo respeto a nosotros los ciudadanos que pagamos su alto sueldo con nuestros impuestos; lo invito a que piense antes de hablar, lo convoco a que lea más, a que se documente; a conocer la realidad de este país y deje de ser parte de los simuladores corruptos e impunes que tienen sumido en la vergüenza nacional e internacional a este gran país, el cual nos pide ser rescatado de sátrapas como usted y sus compinches.
Tercer acto: LA DIOSA FORTUNA
Enrique Peña Nieto, líder del Peñismo abstracto http://bit.ly/2tQpLtb cumplió 51 años el pasado 20 de julio. Los peñalibers http://bit.ly/2naTWZV se desvivieron en felicitaciones, mensajes, tuitazos, pastel y mariachis; por supuesto, los festejos se concentraron en el Estado de México, refugio del grupo “Atracomucho”.
En medio del jolgorio, el deseo de cumpleaños del señor Peña fue: “Energía, vitalidad y, sobre todo, que la diosa fortuna nos acompañe para que todo esto que nos hemos propuesto se materialice” Y me pregunto y les cuestiono: ¿Qué nos acompañe a quién o a quiénes? ¿De qué manera? Cuando EPN dijo “lo que nos hemos propuesto” ¿Quiénes? ¡Nombres… nombres! ¿Cuáles son las verdaderas intenciones de esas propuestas? Y la pregunta más importante ¿Quién carajo es la diosa fortuna?
Y en el aquelarre peñanietista, Don Enrique quien parece habitar y gobernar un mundo de caramelo y de unicornios, aseguró sentirse satisfecho porque el país es diferente, pues las grandes reformas no son solo proyectos, sino que ahora se ven resultados.
Sepan ustedes que la descriteriada clase política está complacida por tener y mantener sometido a un pueblo con el fútbol, las telenovelas y aquellas cortinas de humo creadas ex profeso.
Ese México en 3 actos continuará hasta que los ciudadanos lo permitan; por eso continuaré convocando a que escuchen, vean, lean y contrasten más todo el tiempo. A que todos nos mantengamos observantes de lo que acontece en el escenario socio-político, a que pongamos la lupa a los que ocupan una curul y a los que son gobernantes; a participar desde nuestra palestra, a exigir rendición de cuentas. A extender este mensaje a los demás. Y llegado el momento a ejercer con responsabilidad nuestro derecho a votar, para botarlos.
Porque de seguir así, este sexenio concluirá más cercano al terreno celestial que con los pies en la tierra.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

12.7.17

¿RETENER LA PRESIDENCIA?

@BarbaraCabrera

“La palabra política se ha manoseado tanto que significa todo y no significa nada. Entonces desconfío mucho de la etiqueta política”
Eduardo Galeano

En la efervescencia y calor del Campus Party, celebrado la semana pasada en la ciudad de Guadalajara, Jalisco [México] a la que una y otra vez los políticos de aquellos lares insisten en llamar la Ciudad de la innovación o el nuevo Silicon Valley (pausa para reír ja ja ja ja ja ja ja), el inquilino en turno de Casa Jalisco, llamado Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, priísta de 43 años; del que alguna vez se dijo formaba parte del club de los que son la cara del “Nuevo PRI” en el que militan personajes como Javier Duarte de Ochoa, Beto Borge, César Duarte y el mismísimo Enrique Peña Nieto ¡PLOP! y ¡Recontra PLOP!. Pues bien, retomando a Aristóteles Sandoval a quien varios escándalos lo respaldan –por ejemplo, desde su candidatura emprendió la graciosa huida con la muestra para constatar si consumía o no alguna droga, o la más reciente: el anuncio de la construcción de la presa El Zapotillo con la cual incumple su promesa con tres poblados de Jalisco que serán inundados (Temacapulín, Acasico y Palmarejo- acudió a la inauguración de aquel evento donde dicho sea de paso no todo es innovación y tecnología, sino que por igual se dan cita los millennials que bailando y chacoteando hacen notar su presencia, así como algunos otros que dan la vuelta por los estantes, para ver si alguien les obsequia algo.
En ese acto inaugural, el señor Sandoval Díaz –político local con ansías locas de ser lanzado al estrellato nacional- aseveró que le llama la atención “la grande”, y pa'pronto se le cuestionó si quería ser presidente. Presuroso y eufórico manifestó: “por supuesto, todos queremos ser presidentes” y ya entrado en declaraciones dijo “Sin duda, el PRI retendrá la presidencia de México” y se siguió de largo hablando de sus preferencias (en videojuegos) y cositas varias.
A esta voz entusiasta se suman decenas de suspirantes por llegar a Los Pinos y acariciar “La grande” (si albur). Lo cierto es que, desde hace bastante tiempo, atestiguamos lo precipitado de muchos y la hambruna electoral http://bit.ly/2sK9Op3 de esos que sueñan con un hueso, donde las ansias por “candidatearse” y llegar al Poder están latentes. Ciertos personajes harán de todo por mantenerse ahí, a costa de lo que sea. Y el PRI lo ha demostrado una elección tras otra; la más reciente, la del Estado de México.
Lo cierto es que, la de 2018, será una elección compleja y marcará –aún más- el rumbo de este país. Un país cooptado por una descriteriada clase política que solo se acerca al pueblo para pedir el voto con guaruras malencarados, aventando la fuerza bruta y con el Estado Mayor por delante. Un país liderado por el peñismo abstracto http://bit.ly/2tQpLtb y aplaudido por los peñalibers. http://bit.ly/2tMipHG  
Un país donde la gente no termina por comprender que sí es posible generar un cambio desde la base ciudadana. No me cansaré de repetirlo: TODOS tenemos que salir a votar y participar activamente en los asuntos públicos, cada quien con su estilo y en la medida de sus posibilidades. Requerimos un país donde su gobierno deje de ser paternalista y asistencialista, de ese que entrega migajas para tener sometidos a sus habitantes. Urge exigir se constituya un gobierno que dote de herramientas para formar ciudadanos responsables, pensantes; críticos, proactivos, de esos que asuman su rol protagónico. No obstante, continuamos ante un gobierno que tiene miedo. http://bit.ly/2tQJclz
¡Es tiempo de hacerle saber a los desbocados y ansiosos por permanecer o llegar al poder que los estamos vigilando y no dudaremos en votar, para botarlos! Sepan que retener la presidencia, no depende de ustedes o sus Partidos.
Por hoy es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

21.6.17

BATALLAS MEDIÁTICAS

¿Será que quien hace política pacta con los poderes diabólicos que acechan a todo el poder?, así lo dijo en alguna ocasión Max Weber

Ya se vaticinaba. Después de las elecciones en Estado de México, Veracruz, Nayarit y Coahuila, los ánimos continuarían su efervescencia con altas posibilidades de desbordarse. Y se hizo realidad. Todo #MéxicoLindoyHerido es territorio de grillas y peleas mediáticas para llegar o conservar el poder.
Partidos tradicionales, dinosaúricos, satélites, alianzas y coaliciones advenedizas, así como los cada vez más ansiosos independientes ya se vieron en una curul, casa de gobierno, palacios municipales y algunos de ellos, en los mismísimos Pinos.
Hoy, gobernantes y representantes curuleros [de Curul, no sean mal pensados] arman tremendas batallas campales mediáticas, las que se intensifican en redes sociales, para acaparar reflectores, llevarse una estrellita y ser considerados héroes o heroínas de tal o cual política pública; o bien osan reclamar su paternidad a determinadas reformas legales. Viven en el perpetuo jaloneo. Sin importarles las formas, ni el tono. Hacen y harán de todo por estar, por permanecer, por ser votados y jamás botados.
Las batallas mediáticas al interior de los partidos políticos han iniciado, todos se pelean y manotean por obtener alguna candidatura, se avizora ya una rebelión en la granja. Son esas batallas mediáticas de chapulines que saltan de un puesto público a otro. De un partido a otro o quizá brincan para declararse independientes. Dicho sea de paso, la mayoría, con  un desempeño mediocre y sin una verdadera rendición de cuentas, de cara a los electores.
Vivimos en batallas mediáticas de destapes y pronunciamientos. Batallas mediáticas a partir de las cuales se cree menos en las Instituciones. Batallas mediáticas con autoridades alejadas de la realidad que implementan políticas públicas desfasadas, que descuidan la resolución de problemas fundamentales. Y cuando creen hacerlo, termina en disminución de derechos, incremento de penalidades o mediadas simuladas.
Batallas mediáticas que enfrentan activistas, periodistas, comunicadores y ciudadanos  contra un #GobiernoEspía. Como dictan los cánones de la teoría orwelliana en su 1984, un Peña nos vigila ¡De ese tamaño es la paranoia y el miedo gubernamental! El tiempo pasa y ¡El gobierno tiene miedo! http://bit.ly/1g6Um3k
Batallas mediáticas que libra Enrique Peña Nieto que cual Quijote peleando contra los molinos de viento, en su afán por recuperar lo que nunca tuvo: legitimidad y aprobación [ya sé que solo lo aplauden los peñalibers http://bit.ly/2naTWZV]
Batallas mediáticas de ayer y hoy. Siempre presentes, poco queridas.
No obstante, esas batallas mediáticas no solo tienen como escenario la arena donde se disputa el poder por roer el hueso, sino que se extienden al escenario ciudadano, donde unos se pelean con otros. Segmentación que solo contribuye a empoderar a los ya enquistados en el poder.
¿En serio seguiremos igual? ¿Se han puesto a pensar al final quien gana y quienes perdemos? Tomen nota, el gobierno se aprovecha de la escasa cultura de participación político-ciudadana y seguirá así hasta que no tomemos cartas en el asunto.
En suma, para derribar las barreras del status quo: escuchen, vean, lean y contrasten más todo el tiempo. Solo así saldremos victoriosos de las batallas mediáticas que enfrentamos y las que se avecinan. Es preciso desterrar la mentalidad de manada.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

7.6.17

EL #COVFEFE DE AQUÍ Y ALLÁ

@BarbaraCabrera

“La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres”
Friedrich Nietzsche
Era la madrugada del 31 de mayo de 2017. Justo antes del amanecer. El reloj marcaba las 5:09 am. A través de la red de los 140 caracteres, es lanzado un desconcertante tweet por el septuagenario Donald Trump, donde se reta a todos a descifrar el significado de Covfefe.
¿Error tipográfico? ¿Palabra clave para algunos? ¿O una simple ocurrencia-distractor lanzada por un recalcitrante tuitero? Lo cierto es que Donald no ha dado muestra de sensatez, y posiblemente Covfefe sea solo uno de los muchos, muchos disparates que veremos de un personajazo llevado a la Casa Blanca.
Trump ha llegado lejos y no solo me refiero a que los republicanos, tomándolo en serio, lo dejaron ser su candidato presidencial, tampoco se relaciona con el desconcertante Sistema Electoral norteamericano que le permitió salirse con la suya. Ahora, dicho personaje toma decisiones desparramado en su silla ubicada en el Despacho Oval. Podría decir, allá ellos; pero no lo haré, debido a que estamos en un mundo globalizado y unido de múltiples maneras, cada cual con su soberanía; cada cual con sus gobernantes. Pero al final, unidos y tan distantes. ¡No!, cuando aludo la expresión: Donald Trump está llegando lejos, afirmo que el presuntuoso y soberbio señor se está pasando de lanza. Veamos porque.
A escasos meses de que el Trumpudo jurara como el presidente 45 de los Estados Unidos de Norteamérica, se ha ensañado con los mexicanos, amenazando a medio mundo con declaraciones estruendosas y tweets mal redactados. Ha firmado diversos Decretos para imponer su desquiciada voluntad. Ha declarado como Fake News a los medios de comunicación que no lo alaban, ni favorecen. Aventó al Primer Ministro de Montenegro, Dusko Markovic, para hacerse lugar al frente de un grupo de mandatarios en una reunión en la OTAN. Tapó a Angela Merkel en una fotografía del G7. Saluda toscamente a sus homólogos, triturándoles la mano. Seguramente Donald considera lo anterior poca cosa, minucias; vaya de que se quejan, si solo actúa conforme a su naturaleza.
Recientemente Trump asevera que Estados Unidos saldrá del Acuerdo de París contra el cambio climático, por así convenir a los intereses de su Nación. Y lo hace en medio de una crisis medioambiental sin precedentes. Se preguntarán ¿y que nos importa si este personajazo abandona el Acuerdo? por una simple y contundente razón: aquel país, es el segundo más contaminante del planeta.
Recuérdese, el cambio climático es cosa seria y un ignorante como Trump solo ve la situación con símbolos de dólar y desde el cerro de la ignorancia; de ahí la necesidad de intensificar acciones -individuales y colectivas- para contribuir a un mejor medio ambiente. Deliberemos ¿Estamos haciendo algo para rescatar al asfixiado planeta? ¿O acaso anhelan ingresar al club de ecolocos donde Donald Trump tiene membresía platinum
Como va la situación aquí y allá, nos irá del Covfefe y no habrá Declaraciones, Acuerdos, Leyes y Días Mundiales, en pro del medio ambiente que nos salven.
Reflexionemos. Actuemos. Aún es tiempo.
PD. Para profundizar en estos tópicos, los invito a leer un artículo de mi autoría llamado ¡Salvemos al mundo! el cuidado del medio ambiente, en Revista Quaestionis, número 30, año 4, marzo-abril 2017 http://bit.ly/2nxtzws
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

24.5.17

¡ÁNIMO DELINCUENCIA!

@BarbaraCabrera

Ánimo mi gente, ánimo y potencia.
Ánimo mi barrio, ánimo delincuencia.
Ánimo mi sangre, ánimo y conciencia.
Ánimo mi banda, ánimo delincuencia.
[Estrofa de una canción de Molotov]

Recientemente (tal parece que ya no interesa la fecha en que se lea esto) nos enteramos que alguien sufrió un desafortunado evento derivado de la inseguridad, la cual se extiende a pasos agigantados por todo el territorio nacional, de este cada vez más #MéxicoLindoyHerido. El INEGI reveló datos acerca de la percepción de inseguridad, con lo que corroboramos que los mexicanos nos sentimos inseguros. (74.1% no se siente seguro en su ciudad).
Tendencia nada alentadora y para muestra algunos casos:
El 15 de mayo, el sacerdote Miguel Ángel Machorro fue atacado con una navaja al terminar de oficiar misa en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México; es decir, ya ni su Dios lo salva.
El 17 de mayo, Molotov (banda de rock emblemática) denunció que un grupo armado asaltó con violencia uno de sus autobuses en la zona de Ixtlahuaca, Estado de México, robándose sus instrumentos, por lo que tuvieron que posponer una de sus presentaciones.
Ambas noticias se hicieron virales e indignaron más allá de la feligresía o comunidad artística, contribuyeron al encabronamiento ciudadano; pero estos son solo dos casos representativos de la sensación de falta de seguridad que padecemos en el país. A diario se vive en el transporte público, en las calles; al salir de noche, al salir de día; en los estacionamientos de centros comerciales, etcétera, etcétera. Párenle de contar…
Mención aparte, es la zozobra que se vive en el gremio periodístico, el comprometido con la verdad, con informar; ese que valientemente investiga para dar la nota y desde su palestra contribuir a un cambio y que, por hacer sentir incómodos a los malos, pasa a formar parte de una indignante estadística. Hay que decirlo de forma contundente: a la autoridad parece importarle un bledo, reacciona tarde –cuando se digna a hacerlo- y se atreve a simular acciones como si se tratase de una panacea presidencial o un remedio mágico dictado por la autoridad en turno, que se ve, se siente... sirven para maldita la cosa.
En su banalidad y sin acciones que demuestren lo contrario, el señor Peña manifestó después de varios periodistas asesinados y ante la presión de acción “no podemos permitir la censura ni las restricciones a la labor informativa de la prensa. Una democracia plena requiere que nadie calle su voz”. Que quede claro a quien corresponda #NoSeMataLaVerdadMatandoPeriodístas. Si nos quedamos sin información, todo se perdería. 
Es cierto, las noticias que circundan el ambiente, no son reconfortantes; y no lo son solo por ser -como nos tildan algunos- unos quejumbrosos y pesimistas exacerbados, sino porque es la realidad que nos pide hacerle frente con un cambio urgente, no solo de gobernantes, de leyes y políticas públicas, sino de un renacer ciudadano; de cambiar el chip a esos que creen que ya no pueden hacer nada; aquellos a los que no les importa por quien votar si dicen que todos los candidatos son iguales; a esos que venden su voto dejando salir por la puerta trasera su dignidad; a esos que van por ahí sin rumbo, como zombis, perdidos y hundidos en un ensimismamiento -sea por valemadrismo o ignorancia-; ellos, ocasionan que la realidad se estén poniendo cruenta por ser parte del problema y no de las soluciones para sacudirnos a un régimen podrido que se mantiene, porque simple y sencillamente deciden dejar hacer, dejar pasar. Condenándonos a brindar por el aguante. 
Constantemente me preguntan mis alumnos, mis lectores, mis familiares, mis amigos, mis seguidores en las redes sociales ¿Qué podemos hacer? ¿A dónde vamos a parar? ¿Ahora por quién votar? Sin duda, los ánimos andan muy bajos, cada vez creemos menos. El fenómeno de desafección socio-política parece ser el protagonista y es uno de los monstruos a vencer. Pero por algún lado debemos comenzar.
Lo he dicho en diversas columnas y foros: hagamos lo que nos corresponde sin joder al prójimo, pugnemos y no permitamos que se nos reduzcan libertades y esto lo podemos lograr si TODOS salimos y votamos en conciencia, sin despensa, tarjeta o prebenda de por medio; elegir en libertad y sin miedo. Solo así el Sistema comenzará a tomarnos en serio, y a saber que con nosotros no se juega; luego ser más participativos –por mínima que a veces parezca nuestra intervención, sepan y grábense que con ello estamos siendo factor de influencia-.
Asimismo, es preciso ensanchar el entendimiento: lean, escuchen y contrasten más todo el tiempo. Ineludible derribar las barreras del status quo y levantarse de su cómodo sillón.
¿Por quién votar? eso no lo debo determinar yo, sería pretencioso. Tengo opiniones bien definidas al respecto en mis columnas, cada cual deberá decidirlo y hacerlo, sin titubeos.
Y evocando a Mafalda ¿no sería más progresista preguntar por dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar? Finalmente les cuestiono ¿acaso sin querer continuaremos echándole porras a la delincuencia en sus múltiples manifestaciones?
Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

10.5.17

POSVERDAD Y REDES SOCIALES

“En un tiempo de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario”
George Orwell

Les voy a contar una historia.
Un día Larry, sabedor de su poder y protagonismo en esta Era Digital y de Revolución Tecnológica decidió decirle algo al mundo a través de un tweet; un mes después la red del muro se enteró y en consecuencia G+ se interesó en la nota y la hizo suya a través de su espacio. La noticia no se quedó ahí, ya que alguien le contó al sitio Web especializado en albergar videos [ese donde está la Yuya, Don Justo Verdad, las pifias de Peña Nieto y furcios varios] y entonces el dato se transformó en video. Acto seguido, la red social dedicada a subir  fotografías y videos de corta duración, la plasmó en imágenes; y todos juntos hermanados en lo que conocemos como redes sociales, la hicieron viral.
No obstante, resulta que en todo este viaje ciberespacial a nadie se le ocurrió validar la información. Lo que comenzó a través de los 140 caracteres que dicho sea de paso dio la vuelta a la Twittósfera y más allá, a cualquiera le pareció fácil y cómodo expresarlo y sin más, simplemente… lo tuiteo, sin contrastarlo, ni verificarlo. Y luego las otras redes, cual borregos solo dijeron beee beeeeee y ¡zas! que lo propagan. Bueno, dicha osadía correspondió a los usuarios; y es que las redes sociales no piensan, lo deben hacer 6 actores distintos: yo, tú, el, nosotros, ustedes y ellos; así de simple. Y a partir de un acto de raciocinio láncense los tweets, háganse los post, vengan las imágenes y prodúzcanse los videos.
Es un hecho, a las redes sociales -su naturaleza y arquitectura- la conformamos y avivamos, todos. Tal cual ocurre con la plaza pública, nos corresponde, darles vida.
Ahora, acompáñenme a conocer parte de la conmovedora, hilarante y a la vez aciaga historia de la posverdad en la arena socio-política.
El término de referencia surge en el contexto del referéndum británico que planteo la salida o no de la Comunidad Económica Europea, conocida como el Brexit, así como de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, cuyos protagonistas fueron Hillary Clinton y Donald Trump, este último coronado como uno de los máximos contribuyentes en estos menesteres. Y así se extiende en cada rincón del mundo -real y virtual- la utilización a discreción y a veces descaradamente de la posverdad.
En México, la posverdad tiene sus propios protagonistas y para muestra escuchen con atención al líder del peñismo abstracto http://bit.ly/2nvpPJB que en unas cuantas palabras intenta disfrazar la realidad y ofrecer un México donde el #todobien, la paz, la armonía y la tranquilidad imperan. Seguramente en el mundo de Enrique Peña Nieto existen los unicornios y los ositos cariñositos.
De lo que no hay duda es que la posverdad trasciende fronteras, derriba muros [o sea no le interesa el muro de Trump, le pela los dientes] no necesita visa o pasaporte. Vaya, la posverdad no tiene nacionalidad, es universal y omnipresente.
The Economist en un artículo titulado “El arte de la mentira” arguyo que Trump es el principal exponente de la política de la posverdad que se basa en frases que se sienten verdaderas, pero no tienen ninguna base real. Y me pregunto y les cuestiono: ¿En donde habremos escuchado eso? ¿Algún político mexicano vendrá a su mente? ¿Acaso determinadas reformas legales y políticas públicas?
A la par, el Diario El País publicó un artículo llamado “La era de la política posverdad” en el cual se recordaba que una cosa es exagerar u ocultar, y otra, mentir descarada y continuamente sobre los hechos. ¡No pues ya estuvo que con la mayoría de la descriteriada y hambrienta clase política de este aún #MéxicoLindoyHerido, ya valió!
Para la desmemoria el mismo diccionario ha nombrado palabras de año las siguientes: selfie [2013], vapear [2014], emoji [2015]. ¡Ya avanzamos! porque la posverdad [palabra del año 2016] -con el poder de sus nueve letras- es una palabra que invita y provoca a reflexionar, para actuar en consecuencia.
En resumidas cuentas, posverdad por aquí, posverdad por allá. Posverdad, presente y sonante; casi estridente, cautivadora, provocadora; amada por unos, analizada por otros y temida por sus consecuencias. Oxford la define como el fenómeno que se produce cuando los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creencias personales.
Hace algunos años di algunos discursos ante un público numeroso. El primero, lo expuse desde la razón, con palabras y propuestas cuidadosamente seleccionadas; fui aplaudida y felicitada. El punto de comparación se dio después de mi segundo discurso, dictado ante un auditorio similar en ideología y número, en esa ocasión fui emotiva, mi único objetivo era mover sentimientos para que el auditorio se manifestara de cierta manera; ¿y que creen?; el segundo, con menos razón y más corazón, tuvo gran impacto. Los aplausos y las felicitaciones, se duplicaron. Años de distancia y tomando como referencia la definición de Oxford, me percato que lleve a cabo un ejercicio con tintes de posverdad. En aquellos ayeres, transformé a los espectadores en un laboratorio sociológico.
Actualmente, la posverdad ha sido acogida de forma negativa y su uso parece noquearnos sin límite de tiempo. Algunos la percibimos, pero todos la vivimos y padecemos exponencialmente en las redes sociales, trasladándose a los medios tradicionales; siendo duplicada por gobernantes y políticos, sin pudor alguno.
¿Cómo combatirla y darle un nocaut? ¿Se puede? La respuesta a esta última interrogante es sí. Los cómos aunque en apariencia son sencillos no cualquiera se atreve a ejercitarlos, ahí les va: lean, contrasten, verifiquen, usen el sentido común y generen su propia opinión. En suma, las grandes mentiras existen solo si tú te las crees, por eso escuchen, vean y lean más todo el tiempo. ¿Es fácil? nada que valga la pena en esta vida, lo es. Dejo aquí esta provocación, para la reflexión.
Por hoy es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

26.4.17

#EPN EL “PRESIDENTE” DEL MEME

“Urge un museo de memoria política para no olvidar y actuar en consecuencia”
@BarbaraCabrera

Si las pifias fuesen consideradas frases celebres, seguramente Enrique Peña Nieto ganaría.
No soy la señora de la casa.
Ya se que no aplauden.
La corrupción es cultural.
¡Ya supérenlo!
Con toda humildad, les pido perdón. Les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio y la indignación que les causé.
No me despierto pensando como joder a México.
Lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho.
¿Qué hubieran hecho ustedes?
Crisis es seguramente lo que pueden tener en sus mentes.
No hay chile que les embone. Si no los agarramos, porque no los agarramos; si los agarramos, porque los agarramos.

Esta última expresión, dada a conocer por el columnista Francisco Garfias en su Arsenal del 18 de abril de 2017 para el periódico El Universal, constituye desde mi perspectiva el punto de quiebra debido a que refleja la falta de tacto, sensibilidad, respeto y conocimiento de la realidad que se vive en México por parte de EPN y en consecuencia de sus colaboradores, todos juntos empecinados en pintar un México en jauja, maravilloso, donde los problemas creen resolverlos a punta de reformas estructurales y creación de instituciones que nacen acéfalas, como ejemplo de esta última baste recordar el Sistema Nacional Anticorrupción anunciado con bombo y platillo y vendido al ciudadano como el remedio de [casi] todos los males. Cuando en realidad estamos ante el resquebrajamiento de la palestra socio-política debido a -entre otros factores- la generación de los gobernadores más descaradamente corruptos que ha registrado la historia contemporánea.
Unos prófugos, otros exonerados, varios más protegidos y algunos detenidos en otros países ¿Y qué están haciendo las autoridades mexicanas? el ridículo, solo eso.
Como dato cultural: en lo que va de la gestión del Peñismo abstracto http://bit.ly/29ozYkc, la lista de los mandatarios acusados y evidenciados es de 22 [y eso sin hacer retrospectiva, porque el listado se incrementaría escandalosamente] con daños superiores a los 258 mil millones de pesos (mdp), de acuerdo con diversas denuncias ante la Auditoria Superior de la Federación [Aquí más información http://bit.ly/2ovCY5g vía SinEmbargo].
Retomando, más allá de la notoria falta de elocuencia e incorrección verbal de un no lector como Peña Nieto; de saber que lo suyo no es la improvisación exitosa, sino que sus discursos son estructurados y es ferviente usuario del telepromter; y que cuando se atreve a salirse del guión, desata memes, trolleos y Trending Topics. Tal parece que como “Presidente de la República” el señor Peña es un extraordinario Standupero y el cabecilla de los memes que circundan el ciberespacio.
Lo cierto es que EPN se enfrenta a una escasa popularidad, derivado de los escandalosos casos de corrupción, incumplimiento de promesas, bajo crecimiento, imposición de reformas, falta de resolución a los conflictos sociales, alta inseguridad, entre otros factores. Lo que se traduce en desesperación por parte de él y los suyos de rescatar aquello que no ha tenido: legitimidad. No hay propaganda televisiva, radiofónica, columnistas a modo, peñalibers o bots, que lo salven de ser considerado el “Presidente” del meme.
Y sí señor Enrique Peña Nieto, actual inquilino de Los Pinos, si con tan vulgar expresión quiso referirse al hartazgo ciudadano hacia los malos gobiernos, incluidos políticos, candidatos, partidos políticos, instituciones y reformas impuestas, desde aquí y hasta Los Pinos sin escalas le confirmo: está usted en lo correcto.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

5.4.17

PEÑALIBERS

“Todo lo que sea fanatismo es peligroso: porque es una venda en los ojos, son los oídos que no escuchan, la boca que no habla. No se piensa, no se razona, no existe conciencia, no se dan cuenta”
@BarbaraCabrera

“Estoy queriendo hacer algo inusual, viendo este escenario tan grande, si hay una cámara que me pueda seguir, porque han pantallas, ¿verdad? Me gustaría caminar entre la gente, me gustaría caminar entre ustedes, porque los veo a veces, yo aquí muy al centro y ustedes muy lejanos. Si se puede que me siga nada más una cámara (…) me voy a bajar, me lo van a permitir, voy a caminar entre ustedes, y déjenme saludarles, porque quiero tener esta cercanía con todos” -Dijo EPN- [por acá el video http://bit.ly/2nAg2jR]
…Y así Enrique Peña Nieto se entrega en cuerpo y alma no a los mexicanos como alguna vez lo dijo, sino a los peñalibers.
Lo anterior, no se trata de un día cualquiera de 2012, en que EPN respaldado por Televisa andaba de campaña. Se trata de un encuentro con elementos de la Defensa Nacional, de la Marina Armada de México y de la Fuerza Aérea y sus familias en el Campo Militar 1-A ubicado en Naucalpan, Estado de México; llevado a cabo a finales de marzo de 2017.
Recientemente Enrique Peña Nieto cometió otra pifia [no importa la fecha en que se lea esto] llegan a ser tantos exabruptos que documentarlos bien podría llevarnos -como se vaticinó desde los inicios del sexenio- una enciclopedia.
Y dicho resbalón lo dio al vociferar envalentonado y sin tapujos, que la crisis está en nuestras mentes y cito: “Quienes les digan que vivimos en un país que está en crisis, crisis es seguramente lo que pueden tener en sus mentes, porque no es lo que está pasando”
Pero eso poco le importa a un sector plenamente identificado conocido en los bajos mundos de la política como los peñalibers. A los cuales defino como aquellos especimenes que sin importar su estrato social los une un sentimiento: la lealtad a su líder supremo: Enrique Peña Nieto.
Peña se crece y alimenta de ese selecto y vergonzante club de peñalibers, conformado por la fanaticada que alguna vez hizo suya la expresión creada por su entonces esposa Mónica Pretelini, quien al grito de ¡Peña bombón te quiero en mi colchón! se derriten ante quien -aunque lo niegue- si está jodiendo a México.
No obstante, entre estos entusiastas hay niveles, veamos:
  • Peñalibers de altos vuelos, son los situados en el nivel más alto de la pirámide peñaliberiana. Se trata de los hombres y mujeres acomodados en el círculo más cercano a su venerado líder. Aunque su amor es y será directamente proporcional al hueso recibido y a su permanencia, antes de agarrar vuelo propio y a veces con ansías desmedidas de crear su propia fanaticada.
  • Peñalibers a sueldo, van desde aquellos incluidos en una nómina gubernamental como pago a los favores recibidos; hasta los bots, que defienden en redes sociales a su amado líder. En la pirámide peñaliberiana, están justo en medio.
  • Los peñalibers despenseros, son esos que venden su amor-voto-apoyo por unas migajas, son tan temerarios que osan tomarse fotos con los obsequios recibidos, presumiéndolos en sus redes sociales y portándolos en la calle, con orgullo.
  • Los peñalibers incondicionales son los de la base, situados en la parte más baja de la pirámide peñaliberiana. Ellos son fans sin importarles el que dirán o si serán considerados para recibir algo ¡lo que sea!: una selfie con su bombón, un saludo lejano o apenas un roce de manos de su líder en un evento masivo, o tal vez hacerse acreedores de una torta y un frutsi; o quizá ser inscritos en algún programa de beneficios. Se conforman con sentirse cerca y formar parte de esa multitud de hinchas, a su manera.
Hoy, son los peñalibers. Vayan ustedes a saber que nuevo club de fans -entusiastas y aplaudidores- se están engendrando desde Bucareli o desde el búnker del aprendiz de las relaciones exteriores o desde la cueva del que solo sabe “Ler”. Tiempo de abrir la mente, los ojos, expandir el entendimiento para asimilar y hacer que otros entiendan que cualquier expresión de fanatismo dañina para este aún #MéxicoLindoyHerido el cual nos implora ser rescatado. Lo dejo a la reflexión.
PD. Este 9 de abril celebro 7 años de ser tuitera, de estar a un tweet de distancia.
Por hoy es todo
¡Nos leemos la próxima Nornilandia!
Leer más...